Juan Carlos Ramírez estará en lista de lesionados durante 10 días. Archivo
Juan Carlos Ramírez estará en lista de lesionados durante 10 días. Archivo

Beísbol, Deportes por Harold Briceño Tórrez,

Récord de cero victorias y dos derrotas, efectividad de 9.45 y solo 6.2 episodios de labor en dos aperturas no son números que rimen con Juan Carlos Ramírez, al menos no con el que lució dominante en el Spring Training hasta antes de su última salida frente a los Dodgers, y menos con el que la temporada anterior se convirtió en líder de la rotación de los Angelinos.

Viéndole sucumbir en sus dos primeras salidas en la actual temporada regular, siendo castigado con tanta facilidad, era obvio que no se trataba del J.C. dominante que todos conocemos y que algo en su brazo derecho no estaba bien.

El lanzador nicaragüense de los Angelinos de Los Ángeles ha perdido en sus dos primeras aperturas de la temporada.

El pasado sábado, en su segunda apertura del año, Juan Carlos salió del juego tras permitir tres carreras y dar cinco bases por bolas en solo dos entradas. Luego se supo que abandonó el montículo sintiendo rigidez en el antebrazo derecho y ayer, tras ser revisado por los médicos, los Angelinos confirmaron que el nica sería enviado a la lista de lesionados por 10 días.

La noticia genera cierto grado de preocupación por un factor claro: J.C. viene de cumplir un proceso de rehabilitación tras sufrir una irritación en el nervio cubital y haberse sometido a un tratamiento de células madre.

Antecedente poco alentador

En el mes de agosto del año pasado, exactamente el sábado 19, Juan Carlos venció a los Orioles de Baltimore y esa fue la última vez que se le vio en acción en el 2017, pues luego fue puesto en la lista de lesionados por 10 días y posteriormente se confirmó que se perdería el resto de la campaña al ser puesto en la lista de lesionados por 60 días como consecuencia de una irritación en el antebrazo derecho. Ojalá la historia no se repita y el nicaragüense vuelva pronto al montículo.

Blandino espera

Tras su gran actuación en el pasado Spring Training, el infielder Alex Blandino dejó claro que estaba listo para exhibir su potencial en el máximo nivel del béisbol. Sin embargo, en el último recorte los Rojos de Cincinnati decidieron enviarlo a Triple A, haciendo más largo el arribo del decimoquinto nicaragüense a las Grandes Ligas. No obstante, poco más de una semana después de haberse puesto en marcha la temporada regular, el destino y la suerte parecen estar jugando a favor de este novel pelotero que representó a Nicaragua en el Preclásico Mundial de Béisbol celebrado en Mexicali, México, en el 2016, pues todo apunta a que en las próximas horas podría recibir la llamada para ascender al equipo grande de los Rojos, tras la lesión del tercera base Eugenio Suárez.


Noticias Relacionadas

Hacer un pronóstico sobre cómo será el trabajo de Erasmo Ramírez hoy cuando enfrente a los Vigilantes de Texas por segunda ocasión en la temporad...

por Harold Briceño Tórrez