Jordan “La Cobrita” Orozco venció a Jedry Pérez en el 2017. Haxel Murillo
Jordan “La Cobrita” Orozco venció a Jedry Pérez en el 2017. Haxel Murillo

Boxeo, Deportes por Haxel Rubén Murillo,

Pablo Osuna, promotor de Nica Boxing, confirmó la revancha entre los infantiles Jordan “La Cobrita” Orozco y Jedry “El Zurdito” Pérez, pleito programado para abril próximo. “La Cobrita” derrotó a Pérez por decisión unánime en la categoría de 75 libras en Río San Juan en el Campeonato Nacional de Río San Juan en el 2017. Ese triunfo le valió a Jordan para avanzar a la final del torneo y convertirse en tetracampeón tras imponerse a Fabián Velásquez por 3-0.

Desde entonces Pérez se ha querido sacar la espina de esa derrota y demostrarle a Orozco que lo sucedido en Río San Juan no se repetirá en una revancha. En la acera contraria, Jordan transpira una confianza total, inexplicable se podría decir. Tanto así que aceptó subir 13 libras para este combate contra “El Zurdito”, imposibilitado en poder marcar 75 como hace un año.

Y es que Orozco se ha convertido en un peleador prácticamente invencible en infantiles (12-13 años). Rival que le ponen, triunfo o nocaut seguro. Al muchachito le ha tocado enfrentar a todo tipo de contrincantes, desde técnicos, escurridizos, hasta bravos, fajadores y aguerridos, moridores en pleno frente de batalla.

Inicialmente el combate se programó para el 23 de marzo en la misma cartelera que pelearán los “Gemelos” Félix y René Alvarado, sin embargo, a Osuna se le ocurrió una idea mejor: darles un mes más para que se preparen y montarlos en la velada que estelarizará Melvin López, quien disputará el título mundial juvenil 118 libras de la Organización Mundial de Boxeo (OMB), posiblemente en el Polideportivo Alexis Argüello en abril próximo.

Orozco debe imponerse

Es difícil no ubicar a Orozco como amplio favorito para derrotar a Pérez. Es el tetracampeón nacional con una infinidad de recursos para terminar con “El Zurdito” por cualquiera de las vías. Pérez es un chavalo talentoso, comprometido con el gimnasio, trabaja fuerte, tiene un equipo de trabajo espectacular detrás de él encabezado por Gustavo Herrera y Wilmer Hernández, sin embargo, boxísticamente todavía no alcanzan el nivel de “La Cobrita”.

Orozco supera a Pérez en velocidad, técnica, y, sobre todo, tiene una capacidad increíble para realizar desplazamientos, dejar mal parado a sus rivales y contragolpearlos con esa mano izquierda en forma de gancho y cruzado que sabe colocar con la maestría y precisión de un cirujano. Su entrenador, Norberto López debe insistirle un poco más en que dispare la mano derecha, a veces depende mucho de la zurda, sabiendo que puede hacer daño con el volado o cruzado de derecha.

Un aspecto importante a tomar en cuenta y que puede ser clave en favor de Pérez es el tema del peso. Subir 13 libras es un asunto serio. Norberto confía en que su muchacho no alcance las 88 y llegue a pesar un máximo entre 84 y 85 para que este mantenga la velocidad.


Noticias Relacionadas

Los boxeadores nicaragüenses Byron “Sambita” Castellón y Eliecer Gazo, empataron la tarde del sábado en el combate estelar del cartel boxístic...

por Haxel Rubén Murillo

Camilo Mendoza es un muchacho esforzado que ha logrado forjar una corta, pero excelente carrera en el boxeo profesional, hasta el momento. Tiene un r...

por Haxel Rubén Murillo