Cortesía
Cortesía

Boxeo, Deportes por Haxel Rubén Murillo,

Cobijado en una familia con un pasado boxístico importante por sus antecesores, Cristofer buscará cumplir su sueño, el de su mamá Julia González, pero principalmente el de su tío, Rogelio González, una persona clave en su desarrollo no solo como peleador, también como persona. Desafortunadamente, el hombre que le enseñó a pelear falleció en el 2016.

En honor a don Rogelio, González espera cumplir lo que su tío en algún momento le profetizó. “Serás el que saque de la pobreza a tu mamá, un día vas a disputar título mundial, quiero que te corones”, le dijo.

¿Esta oportunidad te llega más rápido de lo que te imaginabas?
Mi sueño siempre ha sido convertirme en campeón mundial, hacer historia para mí país. No pensé disputar campeonato tan rápido. Las bendiciones están llegando.

¿Qué crees que te estaría diciendo tu tío Rogelio si hoy estuviera presente?

No se cansaría de estar hablando sobre el combate, cómo afrontarlo. Estuviera analizando la pelea, feliz, se sentiría orgulloso a como siempre me lo decía. Me da tristeza saber que no está conmigo compartiendo este momento, soñaba tenerlo en mi esquina. Recuerdo que él me decía que yo sería quien sacara a mi mamá de la pobreza y que un día pelearía por título mundial, pero que él no iba a poder estar.

Lamentablemente solo me queda dedicarle el combate a mi tío y ganarlo en su nombre. He perdido tres familiares en el 2016, perdí a mis dos tíos (Francisco y Rogelio González), y a mi primo José López.

¿Qué es lo que más te impulsa a querer conquistar esa corona?

Principalmente es cumplirle el sueño a mi tío Rogelio, eso él lo anhelaba. Otra cosa que me motiva es mi madre, el esfuerzo de padre y madre que ha hecho por mí, también me motiva mi novia, y el ser campeón por Nicaragua y el primero de Nica Boxing.

¿Cómo te has imaginado la noche del 15 de abril?

Bastante emocionante, una pelea muy buena. En mi mente me he metido ganando, no me imagino a un Higa noqueado, sino que pienso que pararán la pelea. Sé que si gano vienen mejores bolsas. Estoy muy confiado, sé que mi trabajo lo haré bien.

¿Cuánto ha mejorado tu economía en los últimos 4 años?

Muchísimo gracias a Dios. Nosotros siempre hemos sido humildes, vivimos del trabajo arduo de cada uno. Hubo un tiempo en el que estuvimos muy cómodos gracias a un tía que está en Estados Unidos, a mi tío Martín que es entrenador, gracias a ellos no nos faltaba nada, pero en un momento decaímos por algunas circunstancias, nos complicamos, pero hemos ido mejorando. Llegó la hora de que estemos bien económicamente.

Tu mamá suele contar que uno de tus anhelos es que ella deje de trabajar definitivamente…
Ese es uno de los propósitos, es hora de que descanse y esté sentada en un sillón sin preocupaciones. Ha hecho demasiado sacrificio en esta vida, mucha lucha, es tiempo que me haga cargo de ella.

¿Qué has pensado hacer con los 35 mil dólares que ganarás?

Es verdad que es mucha plata, pero me van a quitar el 36%, dividido entre el 33 de mi apoderado y entrenadores, y un 3% en la sanción por pelear título. Lo que quiero es aprovecharlo, saber invertirlo de la mejor manera. Sé que si triunfo haría tres defensas posteriormente, podría firmar con Teiken Promotions.


Noticias Relacionadas