Alexander “Supernova” Espinoza (gorra) se presentó ayer ante los medios de comunicación, tras su revés en Rusia. Haxel Murillo
Alexander “Supernova” Espinoza (gorra) se presentó ayer ante los medios de comunicación, tras su revés en Rusia. Haxel Murillo

Boxeo, Deportes por Haxel Rubén Murillo,

A ningún boxeador le gusta saborear el polvo de la derrota. No obstante, hay caídas que en ocasiones suelen ser más valiosas que un triunfo apabullante, más si en el ring se hizo un gran trabajo, brindando una colosal presentación, como en el caso de Alexander “Supernova” Espinoza, quien a pesar de sucumbir por decisión dividida ante Mikhail Aloyan el sábado en Sochi, Rusia, ganó experiencia, respeto y demostró que tiene el potencial de competir a nivel internacional.

Alexander reapareció este martes en el Puerto Salvador Allende, donde acompañado por su equipo de trabajo, brindó una conferencia de prensa, en la que dio su valoración sobre el enfrentamiento. Obviamente no está conforme con el resultado, sin embargo, al cuestionársele si se podía señalar como un robo, el púgil dijo que “¿robo? Quizás no, pero sí influyó, la promotora rusa influyó en los jueces para que se inclinaran a darle el fallo a él, de alguna manera tenían que otorgarle el triunfo a Aloyan”.

“La promotora rusa influyó en los jueces para que se inclinaran a darle el fallo a él (Aloyan)”, Alexander Espinoza.

Al muchacho también se le cuestionó el hecho que bajara la intensidad en el séptimo y octavo, después de que en el sexto castigara violentamente al ruso, tirándole una cascada de uppers, ganchos y cruzado. Para la mala fortuna de Alexander, el tercer hombre del ring nunca detuvo el enfrentamiento, permitió que Aloyan con sus piernas casi por colapsar, sobreviviera. El problema es que también Espinoza se desgastó tanto, que en el siguiente asalto no pudo liquidarlo.

“En ese sexto asalto le tiré fuerte para noquearlo, incluso me pareció ilógico que el árbitro no parara la pelea. Después sentí que mis brazos se me rindieron, fue entonces que Aloyan aprovechó. Cerré bien el noveno y décimo asalto. Él no contaba con que mi boxeo también es bueno a la corta distancia, por eso lo confundí y sufrió castigo”, explicó Espinoza.

Desea segunda oportunidad

A pesar de que numéricamente el resultado mancho su récord (15-1-2, 7 nocauts), Espinoza se siente satisfecho, principalmente por el apoyo que recibió de la gente. “Siento que gané esa pelea, di lo mejor de mí. Golpeé muy fuerte a Aloyan, tengo que volver a pelear con él, quiero la revancha para dejar las cosas claras y traerme ese título internacional. Tengo mucho más que dar, ese no fue todo mi potencial. Estoy conforme con mi trabajo, la afición nica y rusa vio mi nivel técnico, mi superioridad en el ring, en el resultado no fui el ganador, pero ante las personas quedé como el gran triunfador”, expresó.

15 victorias (siete por la vía del cloroformo), 1 derrota y 2 empates es el récord de Alexander Espinoza en el pugilismo rentado.

Por otra parte, Rosendo Álvarez, quien junto a su esposa Ruth Rodríguez, y sus amigos Mario y Kendrick García, dirigen la carrera de Espinoza, señaló que enviará una carta a Gilberto Mendoza, presidente de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB), no solamente para que se revise el fallo, también con la intención de que se mantenga a Alexander en el ranking del organismo, en el que actualmente ocupa el puesto número 8 en las 118 libras.

Álvarez aclaró que Espinoza tuvo que ceder su título Fedelatin de la AMB, pues de lo contrario en la pelea contra Aloyan no hubiese estado en juego el cetro internacional en poder del ruso. Alexander podría regresar a pelear a Rusia en marzo. Los promotores quedaron tan contentos por el desempeño del nica que hasta tienen intenciones de firmarlo.


Noticias Relacionadas

Gertrudis Jarquín, mamá del boxeador Bismarck “Pastelito” Alfaro, fue ingresada este miércoles al hospital capitalino Carlos Roberto Huembes, d...

por Alejandro Sánchez/ Metro Nicaragua