Jugadores del Spartak de Moscú en un partido de Champions. EFE/Metro
Jugadores del Spartak de Moscú en un partido de Champions. EFE/Metro

Deportes, Futbol por AFP,

“Miren cómo los chocolates se derriten al sol”: El Spartak de Moscú, investigado ya en varias ocasiones por la UEFA debido a comportamientos racistas, publicó este comentario en Twitter, en un vídeo que mostraba a tres jugadores negros del club durante un entrenamiento en Dubái.

El defensa internacional ruso Georgi Dzhykia, encargado este sábado de la cuenta de Twitter del Spartak, hizo esta declaración mientras grababa a sus compañeros brasileños Fernando, Luiz Adriano y Pedro Rocha durante un entrenamiento en Dubai, donde el campeón ruso completa una concentración.

Publicado a las 09h00 GMT, el mensaje fue retuiteado más de 1.400 veces, mucho más que los otros tuits del club, y provocó una avalancha de comentarios antes de ser borrado sobre las 14h00 GMT.

Algunas horas más tarde tras la publicación del mensaje, el Spartak Moscú publicó otro tuit en el que el centrocampista Fernando afirmó en ruso que no hay racismo en el Spartak y que son “amigos y una familia”.

El Spartak Moscú ha estado implicado en varios incidentes racistas esta temporada: el club fue sancionado por la UEFA por los gritos de mono de sus ultras hacia el jugador holandés de origen nigeriano Bobby Adekanye en la ‘Youth League’, la Liga de Campeones de juveniles.

Y el capitán del juvenil, Leonid Mironov, es investigado por la UEFA debido a los comportamientos racistas hacia el jugador del Liverpool Rhian Brewster en otro partido de la ‘Youth League’ en diciembre. EL jugador podría ser sancionado con diez partidos de suspensión.

El racismo es un problema importante en los estadios de fútbol de Rusia, a cinco meses de que el país reciba el Mundial 2018

La organización británica Kick It Out, cuyo objetivo es combatir la discriminación y el racismo, condenó el comportamiento del club y mostró su inquietud por lo que pueda ocurrir en el Mundial.

“Este tuit publicado en la cuenta oficial del Spartak Moscú no hace más que ilustrar de nuevo los prejuicios hacia las personas negras en Rusia”, señaló.

“A algunos meses de la Copa del Mundo, recuerda que Rusia, como todo el mundo del fútbol, todavía tiene mucho por hacer para erradicar el racismo en todas sus formas”, añadió Kick It Out.


Noticias Relacionadas