Los italianos lloraron por no clasificar al Mundial del próximo año. AFP
Los italianos lloraron por no clasificar al Mundial del próximo año. AFP

Deportes, Futbol por AFP,

Suecia se clasificó para el Mundial de Rusia-2018 al empatar sin goles frente a Italia, que queda fuera del torneo por primera vez desde 1958, ayer lunes en el Giuseppe Meaza, en la despedida internacional del legendario arquero Gianluigi Buffon.

Italia solo se había perdido dos Mundiales. Además de la edición de 1958, no participó en el primero, en 1930, porque rechazó la invitación de viajar a Uruguay para disputarlo.

El combinado nórdico hizo bueno el triunfo 1-0 en la ida en Estocolmo ante una Italia, cuatro veces campeona mundial, que no fue capaz de marcar en 180 minutos.

Buffon no podrá disputar su sexta Copa del Mundo. A sus 39 años y tras dos décadas y 175 partidos confirmó tras el duelo que se retira de la selección. Lo anunció entre lágrimas. En un principio su intención era colgar los guantes tras el torneo ruso.

“Tenemos a (Gianluigi) Donnarumma, (Mattia) Perin y otros grandes porteros. El tiempo pasa y es justo que sea así. Siento que mi último partido oficial sea esta eliminación”, señaló el arquero, entrevistado por la televisión italiana.

“Un abrazo a todos, en especial a los que han compartido conmigo este maravilloso viaje”, añadió el campeón del mundo en 2006.

Antes del partido dejó un último gesto de grandeza, mientras el público del Giuseppe Meazza silbaba el himno sueco, el arquero de la Juventus rompió a aplaudir.

Sus dos subidas a rematar un córner en el tiempo adicional quedarán en el recuerdo de una última y triste noche con el brazalete de la Azzurra.

Arranque con nervios
Sin su gran estrella Zlatan Ibrahimovic, que se retiró de la selección tras la Eurocopa 2016, Suecia consiguió clasificarse para el Mundial por primera vez desde 2006.

“Este partido ha demostrado el valor de nuestro colectivo, nos mostramos sólidos durante toda la repesca. Estoy emocionado y muy contento. Con Ibrahimovic jugábamos diferente, es un gran campeón, pero se retiró. Ahora jugamos diferente”, señaló el seleccionador sueco Jan Andersson.

Buffon, el triste adiós de una leyenda del fútbol italiano.

En los primeros minutos Italia evidenció los nervios por el desafío al que se enfrentaba, con varios errores infantiles en una defensa tan experimentada como la formada por Leonardo Bonucci, Giorgio Chiellini y Andrea Barzagli. Los dos últimos fueron amonestados (9 y 22).

Suecia, que había comenzado muy entonada, sufrió un duro golpe en el 17, la lesión del goleador en el partido de ida Jakob Johansson, al que se le dobló la rodilla izquierda. Tuvo que salir en camilla y le sustituyó Gustav Svensson (19).

Falta de pólvora
En la más clara Ciro Immobile jugó atrás y Antonio Candreva disparó demasiado fuerte y alto (27).

Luego fue el turno de Immobile (40), con un certero desmarque que le sirvió para plantarse ante Robin Olsen. Su tiro, mordido y sin fuerza, lo despejó la defensa sueca.

Justo antes del descanso (45) Alessandro Florenzi se internó por la derecha y su latigazo lo atajó Olsen.

Tras el descanso, de nuevo el jugador de la Roma fue protagonista con una volea (53) que se fue cerca del palo izquierdo tras un centro de Darmian.

Italia llegaba, pero le faltaba pólvora. El seleccionador Giampiero Ventura decidió refrescar el ataque y dio entrada a Stephan El Shaarawy y Andrea Belotti (63).

Poco cambiaron las cosas para un equipo local al que le pesaban los minutos. Sin embargo, El Shaarawy rozó el empate con una volea desde dentro del área que despejó Olsen (86).

En el descuento Jorginho tuvo otra volea, pero no acertó entre los tres palos. Italia se despedía de la Copa del Mundo.


Noticias Relacionadas