A su llegada a Seúl, la llama será portada de nuevo por centenares de relevistas durante 100 días por todo el país hasta el inicio de los XXIII Juegos de Invierno el 9 de febrero de 2018 en Pyeongchang. / Getty Images
A su llegada a Seúl, la llama será portada de nuevo por centenares de relevistas durante 100 días por todo el país hasta el inicio de los XXIII Juegos de Invierno el 9 de febrero de 2018 en Pyeongchang. / Getty Images

Deportes, Otros Deportes por EFE,

El Comité Olímpico Griego entregó este martes la llama de los Juegos Olímpicos de Invierno a los organizadores de Pyeongchang 2018 durante una ceremonia realizada según la tradición, en el estadio de Atenas que albergó los primeros Juegos Olímpicos modernos en 1896.

Prendida hace una semana en Olimpia (sur), la llama recorrió 2.129 kilómetros por territorio heleno, y fue portada por 505 relevistas antes de llegar este lunes a la Acrópolis de Atenas.

Este martes, con la presencia del presidente griego Prokopis Pavlopoulos y del presidente del Comité Olímpico Internacional Thomas Bach, el último relevista Ioannis Proios, campeón de saltos de esquí, tomó la llama de manos del surcoreano Kim Ki-hoon, campeón olímpico de patinaje de velocidad en pista corta, y alumbró el pebetero olímpico.

Siguiendo con el ritual antiguo, fue la gran sacerdotisa, la actriz griega Katerina Lehou, vestida con el hábito de las sacerdotisas antiguas, la que entregó la llama a Spyros Capralos, presidente del Comité Olímpico Griego, que se la entregó por último a Lee Hee Beom, presidente del comité organizador de Pyeongchang.

“Os hacemos entrega hoy de la llama olímpica, que continuará su viaje hacia vuestro hermoso y lejano país (…) transportando mensajes de paz y amistad”, indicó Capralos al dirigirse a Lee Hee Beom.

A su llegada a Seúl, la llama será portada de nuevo por centenares de relevistas durante 100 días por todo el país hasta el inicio de los XXIII Juegos de Invierno el 9 de febrero de 2018 en Pyeongchang.


Noticias Relacionadas