EFE/Metro
EFE/Metro

Beísbol, Deportes por AFP,

Los Astros de Houston emprendieron ayer camino a Los Ángeles con la tranquilidad de estar 3-2 arriba en la Serie Mundial de béisbol frente a los aguerridos Dodgers, que buscarán en casa emparejar el Clásico para forzar el séptimo juego.

En un encuentro que duró 10 entradas, los Astros rompieron el domingo el empate a dos triunfos por bando para volver a estar al frente de la serie al ganar 13×12 con un hit de oro de Alex Bregman, que los pone a ley de una victoria para conquistar su primera corona en este nivel.

El partido del domingo en Houston fue el segundo más largo en la historia de las Series Mundiales con cinco horas y 17 minutos.

Los Astros disputan por segunda vez una Serie Mundial, luego de debutar en el Clásico de octubre en 2005 cuando competían por la Liga Nacional (ahora lo hacen en la Americana desde el 2013) y ceder en esa oportunidad ante los Medias Blancas de Chicago.

La Serie Mundial va 3-2 a favor del equipo de Houston

La artillería de los Astros volvió a sonar como en el segundo juego, cuando se despacharon ocho cuadrangulares entre los dos equipos (cuatro cada uno) en una victoria también de Houston, en esa ocasión 7×6 en 11 entradas.

En el partido del domingo, los Astros conectaron cinco cuadrangulares, con bambinazos del cubano Yuli Gurriel, el venezolano José Altuve, el boricua Carlos Correa, George Springer y Brian McCann.

Por los angelinos se fueron del parque el también cubano Yasiel Puig y el novato Cody Bellinger.

La serie se traslada ahora a Los Ángeles, donde se efectuarán los juegos 6 y 7 —este último de ser necesario—, con un duelo de pitcheo en el primero entre Justin Verlander (Astros) y Rich Hill(Dodgers).

Houston tienen la posibilidad de ganar un partido de dos, y eso lo saben muy bien los Dodgers, ya que en el campeonato de Liga Houston ganó los dos primeros en casa ante los Yankees y estos después barrieron en los tres en la Gran Manzana.

Finalmente superaron a los ‘Mulos’ en los dos últimos encuentros en Houston.

El duelo en la lomita

Independientemente del resultado del quinto juego el domingo, el duelo entre Hill y Verlander hoy en Los Ángeles será de vida o muerte para decidir el ganador.

Una victoria de los Dodgers obligará a jugar un séptimo y último encuentro, de ahí la responsabilidad de Verlander y Hill en este nuevo desafío.

“Estos son los momentos en que uno quiere formar parte de este deporte. Es todo lo que podría pedir. El juego 6, o lo ganas para sobrevivir o lo ganas para ganarlo todo. De cualquier manera será un partido muy intenso”, aclaró Verlander.

Verlander sabe a qué se enfrenta, pues la alineación de los Dodgers es sumamente peligrosa, y sobre todo jugando en sus predios.

“Toda la alineación, de arriba a bajo, es profunda y sus integrantes tienen tanto talento, con una mezcla de jugadores que pegan jonrones y otros que aunque no tienen fuerza para botar la pelota si dan mucha batalla a cualquier lanzador”, aseguró.

Verlander presenta un récord de 3-0 en esta postemporada y en esta Serie Mundial tiene una victoria sin derrota.

Su recorrido da mucha confianza y la prueba de ello es la opinión de su mánager, A.J. Hinch, quien señaló que “él (Verlander) encaja en muchas categorías. En juegos como estos (Serie Mundial) hay que hablar de Verlander, o de Keuchel o McCullers, gente que se crece en estos momentos”.

Por su parte, Hill sabe lo que tiene también en sus manos, un triunfo que mantenga a su equipo con vida, o echarle tierra a todo lo que han logrado para llegar al Clásico de Otoño.


Noticias Relacionadas

Los Astros del 2018 son mejores que los del año pasado. Sí, mejores que el equipo que ganó la Serie Mundial. Ahora, eso no significa que los Ast...

por MLB