Los merengues tendrán que trabajar duro para alcanzar al Barça. AFP
Los merengues tendrán que trabajar duro para alcanzar al Barça. AFP

Deportes, Futbol por AFP,

El Real Madrid (3º) perdió ayer domingo 2-1 en Girona (12º), uno de los feudos del independentismo catalán, y vio dañadas sus opciones en la carrera por el título de Liga, con un Barça que está ya con ocho unidades por encima del conjunto blanco, tras las diez jornadas disputadas.

Dos días después de la declaración unilateral de independencia de Cataluña, seguida por la toma del poder por el Gobierno central español, el partido entre el Girona y el Real Madrid estaba cargado de connotaciones políticas.

Un fallo grave
Pero la derrota blanca tuvo también un gran impacto en la clasificación. El líder Barcelona ganó el sábado por 2-0 en la cancha del Athletic (14º) y su primer perseguidor, el Valencia (2º), venció 2-1 en la cancha del colista Alavés, por lo que los culés suman 28 unidades, por las 24 del conjunto ‘che’ y las 20 del Real Madrid, que deberá remar mucho para dar alcance a un sólido Barça.

El centrocampista internacional español Isco Alarcón adelantó al conjunto de Zinedine Zidane en el minuto 12 al aprovechar en el área pequeña un rechace del arquero, pero cuatro minutos infaustos para el Real Madrid sirvieron para que los locales remontasen por medio del uruguayo Christian Stuani (54), con la derecha desde dentro del área, y de Cristian Portugués ‘Portu’ (58), en posición dudosa de fuera de juego.

Stuani está viviendo una segunda juventud en el recién ascendido Girona, con el que ya suma cinco goles.

Además de los puntos, el vigente doble campeón de Europa perdió en la ciudad catalana al central francés Raphael Varane, aquejado de molestias musculares en una pierna que le obligaron a quedarse en el vestuario en la pausa.

En su partido 200 con la camiseta blanca, Varane tuvo que dejar su sitio al internacional español Nacho.


Noticias Relacionadas