En una selección plagada de jóvenes y meritorios, sin los grandes estandartes de la Alemania de las últimas citas internacionales / Getty Images
En una selección plagada de jóvenes y meritorios, sin los grandes estandartes de la Alemania de las últimas citas internacionales / Getty Images

Deportes, Futbol por EFE,

La vigente campeona del mundo Alemania cerró este domingo su exitosa fase de clasificación para el Mundial de Rusia-2018 con una goleada en casa ante Azerbaiyán (5-1) que le permitió concluir con pleno de triunfos en los diez partidos de la llave C.

En una selección plagada de jóvenes y meritorios, sin los grandes estandartes de la Alemania de las últimas citas internacionales, el jugador del Schalke Leon Goretzka abrió el marcador en el minuto 8 con un remate de tacón a la salida de un córner.

El azerí Ramil Shedaev dio la sorpresa momentánea en Kaiserlautern con el gol visitante en el minuto 34, pero Sandro Wagner (54), con gol concedido por la tecnología de la línea de gol, Antonio Rüdiger (64), de nuevo Goretzka (66), y Emre Can (81) impusieron la lógica para el combinado de Joachim Löw.

“Fue difícil al comienzo; cometimos algunos errores técnicos y algunos de los jóvenes necesitan aún tiempo para desarrollarse”, admitió el seleccionador germano.

La ‘Mannschaft’, que logró la clasificación matemática para la cita rusa el pasado jueves tras derrotar a Irlanda del Norte, finaliza con 30 puntos, 43 goles a favor y sólo 4 en contra, con 11 puntos más que su inmediato perseguidor, Irlanda del Norte.

En Europa, sólo la España que se proclamaría campeona del mundo en 2010 hizo pleno antes de la cita de Sudáfrica.

El centrocampista del Real Madrid Toni Kroos, lesionado, y el del París SG Julian Draxler, con gripe, guardaron reposo. Mustafi y Süle, titulares de inicio en el eje de la zaga en lugar de Hummels y Boateng, fueron sustituidos en la primera parte por problemas físicos.

 Rivales de mayor calibre en el Mundial

“Es ahora cuando el trabajo comienza”, declaró Löw, que ha contado con 36 futbolistas en esta fase de clasificación, y deberá hacer una criba importante.

“Hay que ser realistas. Estas clasificaciones contra equipos relativamente pequeños no nos sirven como referencia. En el Mundial nos enfrentaremos a rivales de mucho mayor calibre”, explicó el técnico.

Los próximos amistosos ante selecciones potentes como Inglaterra en noviembre y probablemente Francia (si los Bleus no disputan el repechaje), más España y Brasil en marzo, le ayudarán a tomar la decisión definitiva.

“Esta semana he dicho a los jugadores lo que espero de ellos: tienen que prepararse física y mentalmente para estar en el mejor momento de forma para el Mundial. Deben prepararse ahora para ir a buscar una enorme victoria de aquí a unos meses”, insistió Löw.


Noticias Relacionadas