Los culés entrenaban ayer su nueva estrategia ante la falta de Dembélé. /EFE
Los culés entrenaban ayer su nueva estrategia ante la falta de Dembélé. /EFE

Deportes, Futbol por EFE,

El Barcelona estrenará este martes en el Camp Nou y frente al Eibar su liderato en solitario en el primer partido sin Ousmane Dembélé, que, lesionado de gravedad, estará cuatro meses de baja.

La ausencia del francés, que había sido titular en los dos últimos partidos (Juventus y Getafe), abre un nuevo escenario. El Barça no parece dispuesto a cubrir la baja de Dembélé con un nuevo fichaje y seguramente ha llegado el momento de Gerard Deulofeu.

El canterano, repescado esta temporada, tiene una oportunidad que ni soñada. Consciente de que su papel en el equipo de Ernesto Valverde iba a ser secundario, primero por la presencia de Neymar y después por la de

Dembélé, ahora Deulofeu está en todas las listas como el primer candidato a ocupar la plaza de tercer delantero.

Y es que las otras opciones existentes (Denis Suárez, Paco Alcacer o Arda Turan) no tienen las mismas opciones. En el caso de Denis, seguramente Valverde contará con él como alternativa de Iniesta en la medular como se vio en Getafe; Alcácer podría tener minutos más como nueve y Arda Turan no parece contar para el técnico y podría plantearse cambiar de aires.

Las interrogantes
Después de que en el último partido de Liga, Valverde únicamente realizara un cambio respecto al once que se midió al Juventus (Sergi Roberto por Semedo), la alineación plantea muchos interrogantes, sobre todo porque dos de los jugadores que entraron en la segunda parte en Getafe (Denis y Paulinho) fueron fundamentales.

Ambos fueron los autores de los goles, pero es que además en el caso de Denis, el gallego le dio la vuelta al partido cuando entró en el descanso en sustitución de Iniesta.

El creativo centrocampista supo entender el juego y las circunstancias del terreno de juego -césped seco, hierba muy alta- para sacar lo mejor de sí. El resultado es que el juego mejoró y el Barça le dio la vuelta a la situación con un gol suyo y otro de Paulinho.

El brasileño salió por Rakitic en el último cuarto de hora y, además de oxigenar el centro del campo, fue determinante al anotar el 1-2 a cinco minutos del final. Tal vez Valverde piense en ellos ante el Eibar desde inicio.

Viejos conocidos
Los enfrentamientos entre Barça y Eibar se han resuelto con resultados amplios. El de hoy será el cuarto enfrentamiento desde la llegada de los vascos a Primera. En los tres anteriores los barcelonistas han ganado por 3-0 (2014-15, goles de Xavi, Neymar y Messi), 3-1 (2015-16. Triplete de Suárez; Borja Bastón) y 4-2 (2016-17, Juncá (pp), dos de Messi y Suárez; doblete de Inui).

Frente al Eibar ha quedado fuera de la convocatoria Samuel Umtiti, uno de los titulares indiscutibles para Ernesto Valverde, por lo que su ausencia abre la puerta a la alineación de Javier Mascherano acompañando a Gerard Piqué en el eje de la defensa.

A medir fuerza
El Eibar visita el Camp Nou con la relativa tranquilidad que le dan los tres puntos conseguidos ante el Leganés y con la esperanza de poder puntuar por primera vez en su corta historia en Primera División frente al Barcelona.

Las bajas siguen siendo el lastre más importante para los armeros, tanto por cantidad como por la relevancia de las mismas en el juego del equipo.

La banda derecha, sin Pedro León ni Alejo, parece el ala más difícil de suplir, si bien frente al Leganés José Luis Mendilibar probó en la segunda parte con Arbilla en el lateral y Capa en el extremo, un experimento que salió bastante bien.

También habrá que ver si Mendilibar se atreve a alinear a los dos puntas, Enrich y Kike García, en el feudo barcelonista, o bien opta por amarrar más el centro del campo ante la calidad de los barcelonistas.

En cualquier caso, los armeros tratarán de ofrecer resistencia ante un rival casi inexpugnable para ellos. Los resultados anteriores, al menos, así lo demuestran.


Noticias Relacionadas