Dembélé podría saltar como titular contra los italianos. /AFP
Dembélé podría saltar como titular contra los italianos. /AFP

Deportes, Futbol por AFP,

El Barcelona se enfrenta hoy a la Juventus de Turín en busca de una victoria, que reconforte y traiga tranquilidad a un equipo azulgrana convulso a nivel institucional y de público, pero que ha arrancado con nota en la Liga española.

Los azulgranas comienzan en su estadio del Camp Nou su andadura en la Liga de Campeones, dispuestos a demostrar que la sorpresiva marcha de Neymar no ha restado competitividad al equipo en Europa.

La victoria no solo serviría de pequeña revancha ante el conjunto que apeó a los azulgranas en los cuartos de final del pasado campeonato continental, sino que traería algo de tranquilidad al club, que sigue digiriendo la marcha de Neymar al PSG.

Un triunfo daría un respiro a un asediado presidente Josep Maria Bartomeu, blanco de los descontentos y contra el que se ha iniciado un proceso que podría acabar con una moción de censura.

Los gritos de “¡Bartomeu dimisión!” volvieron a escucharse el sábado en el derbi catalán contra el Espanyol, donde ni siquiera la aplastante victoria azulgrana (5-0) y el liderato liguero parecen haber acallado el descontento de los hinchas.

Imprescindible Messi
El fallido fichaje del brasileño Philippe Coutinho o el hecho de que Messi todavía no haya rubricado su anunciada renovación tras lo ocurrido con Neymar, está haciendo vivir unos días convulsos en los despachos azulgranas.

Pero “los terremotos que tambalean las oficinas del club o a la masa social no llegan al césped”, afirmaba el domingo el diario Sport, tras la buena actuación del equipo frente al Espanyol, una actuación que el Barsa buscará repetir ante la Juve.

El técnico Ernesto Valverde contará con todas sus figuras y con las nuevas incorporaciones como el brasileño Paulinho o Ousmane Dembélé.

El conjunto culé desea iniciar con el pie derecho en el torneo UEFA. La Juventus trae un buen ritmo liguero

El joven extremo francés, fichaje estrella del Barcelona, podría tener su oportunidad de inicio ante los italianos, acompañando a Messi y a Luis Suárez, a quien sirvió en bandeja su gol el sábado.

Messi, que ya lidera la tabla de goleadores de la Liga española, fue el héroe de su equipo el sábado y será el referente para intentar hacer daño a los subcampeones de Europa.

El Barsa quiere empezar con buen pie en Europa ante una Juventus, a la que ya se impuso en la final de la competición continental en 2015, pero que llega a este encuentro con todas sus armas y dispuesta también a llevarse los tres puntos.

El peligro Dybala
El equipo italiano ha empezado de la mejor manera posible en su liga con tres victorias en tres partidos, la última el sábado por 3-0 frente al Chievo.

El técnico Massimiliano Allegri aprovechó la ocasión para hacer rotaciones pensando en su crucial encuentro en el Camp Nou, dejando en el banco a hombres como Giorgio Chiellini, el portero Gianluigi

Buffon o el argentino Paulo Dybala, que salió tras el descanso para ser el origen del 2-0 y marcar él mismo el tercero de la Juve.

El argentino, de 23 años, lleva ya cinco goles en tres jornadas de campeonato en Italia, encabezando la clasificación de goleadores junto a su compatriota del Inter de Milán, Mauro Icardi.

Allegri solo tiene la duda del croata Mario Mandzukic, que tuvo que retirarse lesionado en el partido ante el Chievo.


Noticias Relacionadas