Wilton López será el abridor del partido de esta tarde. / Henry Padilla
Wilton López será el abridor del partido de esta tarde. / Henry Padilla

Beísbol, Deportes por Harold Briceño Tórrez,

Cuando la serie final se puso en marcha, las consideraciones previas ponían a León como claro favorito para superar a Rivas, aunque no se descartaba que los felinos fueran a ser exigidos tanto o más que en la etapa semifinal, en la que el equipo de Estelí los colocó al borde del abismo. Los pronósticos no han sido burlados; León está a un paso de ganar el campeonato y Rivas ha sido un rival digno.

Todo podría terminarse esta noche si el conjunto leonés logra imponerse en el estadio Yamil Ríos Ugarte, lugar en el que los sureños no han perdido en dos juegos en esta serie final. “En Rivas no nos van a ganar, ahí daremos una gran batalla”, advirtió Eloy Morales, el timonel del Frente Sur que ha hecho un gran trabajo con sus muchachos este año.

No hay forma de negar que Morales y sus peloteros tienen frente a ellos una tarea muy complicada, sin embargo no se puede discutir su combatividad y bravura. Rivas necesita llegar al desafío de hoy consciente de que debe exigirse al máximo, pues para pensar en un séptimo desafío debe imponerse hoy a un León que no está dispuesto a que la serie llegue a su límite.

De tal manera que el duelo de esta noche pone en el escenario a dos equipos con realidades diferentes: por un lado está León, un equipo hambriento de gloria y listo para rematar a sus rivales, y por el otro están los sureños, conjunto necesitado de un triunfo que le permita seguir soñando con el campeonato.

¿Podrá Rivas?
Esa es la pregunta del momento, pues el reto no es del todo fácil para los rivenses. Sin embargo, hasta ahora han demostrado en el terreno de juego más de lo que muchos imaginaban y muy probablemente seguirán con ese ritmo, provocando impacto. Nadie los miraba en la final y lo hicieron superando los obstáculos, no se perfilaban como un equipo que hiciera sufrir tanto a León y lo están haciendo, nadie los propuso como favoritos para ganar la final y podrían lograrlo. De tal forma que estando contra la pared, a un paso de la muerte, no hay que descartar a este Rivas de Marbel Oliva y compañía, pues ha demostrado que tiene mucho que ofrecer y sobre todo que puede seguir generando sorpresas.

Wilton, el principal obstáculo
Las pretensiones de Rivas, de extender la serie hasta el juego siete, pueden ser acabadas por Wilton López, el principal obstáculo del conjunto sureño. El abridor leonés, el mejor del campeonato, es una carta de garantía para su equipo y un rival de mucho peligro.

De eso está consciente Rivas, pues ya fue víctima del picheo efectivo de quien es considerado el mejor relevista que Nicaragua ha tenido en Grandes Ligas. En el tercer juego de esta serie, Wilton López lanzó ocho episodios y limitó a sus adversarios a solo seis imparables y ninguna carrera. Su trabajo incluyó 10 ponches y únicamente dos bases por bolas. Esa noche no hubo forma de batearle y hoy Rivas intentará acabar con su dominio, tarea que obviamente no será fácil.

Pedro Torres, la esperanza
Según Eloy Morales, su abridor de hoy será Pedro Torres, el mismo que consiguió ocho entradas sin hit ni carrera en el cuarto juego de la semifinal ante Matagalpa y el mismo que en el segundo duelo de esta serie final realizó una apertura de calidad, limitando a los occidentales a seis imparables y tres carreras limpias en seis entradas. Así que las esperanzas de Rivas están puestas en la efectividad del brazo de Torres, quien hoy deberá mostrar de qué está hecho.


Noticias Relacionadas