El conjunto sureño ha estado a la altura de las circunstancias en la Gran Final del Pomares. / Archivo
El conjunto sureño ha estado a la altura de las circunstancias en la Gran Final del Pomares. / Archivo

Beísbol, Deportes por Harold Briceño Tórrez,

El Frente Sur Rivas, apoyado en una gran apertura de Levys Montiel y en un gran relevo de Yaltsin García, derrotó 1-0 a León en el cuarto juego de la final, consiguiendo empatar la serie a dos triunfos por bando.

La primera mitad del encuentro fue de puros ceros. Los abridores Levys Montiel, de Rivas, y Álvaro Membreño, de León, se trenzaron en un duelo de picheo, que sin ser extraordinario, mantenía la pizarra sin carreras, mientras la multitud presente en el estadio Yasmil Ríos Ugarte se encargaba de ponerle un ambiente festivo al encuentro.

Rivas se adelanta
Fue hasta en la parte baja del quinto episodio que los rivenses pudieron celebrar la primera anotación del encuentro. Yeltsin Solís conectó una línea violenta por la tercera base que se convirtió en doble, avanzó a tercera por toque de sacrificio y anotó gracias al oportuno imparable de Bryan Ruiz. En ese momento, ante el silencio en el dogout de León, los sureños hacían estremecer el estadio con su algarabía.

Sin embargo, en la parte alta del sexto inning, los felinos amenazaron empatar el encuentro. Con un out en la pizarra, Óscar Cortez conectó un sencillo y luego, Montiel, el abridor rivense, fue movido del montículo tras lanzarle dos envíos malos a Norlando Valle. En su lugar entró Yaltsin García, quien después de dominar a Valle se metió a problemas dándole pasaporte a Juan Diego Martínez y recibiendo cañonazo de Evert Membreño, no obstante, logró salirse del hoyo ponchando con cuenta de 3-2 al peligroso Arnold Rizo. Otra vez la afición rivense estremeció con su bullicio.

Los rivenses ganaron por la mínima. El quinto desafío se jugará este miércoles

En el cierre del octavo, los sureños amenazaron con ampliar la ventaja. Base por bolas a Carlos Vanega y hit de Marbel Olivas fueron suficientes para que Ariel “Panal” Delgado, otrora brillante pelotero y ahora mánager de León, decidiera llevarse a Álvaro Membreño, quien mereció ganar, pero no contó con el respaldo ofensivo de su equipo. En su lugar entró Norman López, quien ponchó a Víctor Duarte.

En la apertura del noveno, el relevista García retiro sin problemas a los tres bateadores que enfrentó, completando la blanqueada y garantizando el segundo triunfo de Rivas en la serie final, misma que se reanudará el próximo miércoles a las 6:00 p.m. en el estadio Héroes y Mártires de Septiembre, en León.

Héroe inesperado
En el béisbol es común señalar que en las series cortas, sobre todo en las series finales, suelen aparecer héroes inesperados, esos jugadores sin nombres reconocidos, pero que en el momento en el que más se les necesita cumplen con la misión que se les encomienda. Tal es el caso de Levys Montiel, el abridor rivense que forjó una gran labor ayer ante León.

“Me sorprendí cuando me dijeron que iba a abrir, pero una vez en el montículo me propuse hacer un gran trabajo y así fue, logré lo que el equipo necesitaba”, comentó Montiel a los medios luego de la victoria de su equipo, añadiendo que “la clave para vencer a los felinos fue su localización”.

Montiel trabajó durante 5.1 episodios, en los que permitió seis imparables, entre ellos un doble, ponchó a dos rivales y otorgó una base por bolas.


Noticias Relacionadas

Cuando la serie final se puso en marcha, las consideraciones previas ponían a León como claro favorito para superar a Rivas, aunque no se descartaba...

por Harold Briceño Tórrez