Matagalpa celebró su clasificación a los cuartos de final. / Archivo
Matagalpa celebró su clasificación a los cuartos de final. / Archivo

Beísbol, Deportes por Harold Briceño,

Tras sufrir par de reveses el pasado sábado, metiendo en zona de peligro su clasificación, los Indígenas de Matagalpa reaccionaron propinándoles una brutal paliza de 15-0 en seis episodios a los Cafeteros de Carazo, confirmando su pase a los cuartos de final.

Con un desborde ofensivo de 15 imparables y 15 carreras en seis entradas, venciendo por nocaut a los Cafeteros de Carazo en el estadio Chale Solís, los Indígenas de Matagalpa (10-9) consiguieron su clasificación a los cuartos de final del Campeonato Germán Pomares Ordóñez, lanzando una seria advertencia de lo que son capaces cuando explotan al máximo su capacidad ofensiva.

Los norteños definieron el encuentro en el tercer y cuarto episodio, produciendo siete anotaciones en cada uno. Con el marcador 14-0 y con los Cafeteros dominados por Lurgen Rayo, el juego se convirtió en una victoria anunciada para los Indígenas, que completaron el súper nocaut en el sexto episodio, cuando con un trancazo de cuatro bases por el jardín derecho, Marvin Treminio movió la pizarra al 15-0 definitivo. En ese momento Matagalpa estalló de júbilo.

El triunfo les dio a los norteños, campeones del Pomares en la edición del 2015, su boleto a la siguiente etapa, uniéndose a León y Rivas como los clasificados del grupo A, mismo en el que oficialmente no hay equipos eliminados.

Carazo, con balance de ocho victorias y once derrotas, todavía tiene posibilidades de meterse a la siguiente etapa. Lo mismo pasa con las Fieras del San Fernando, que terminaron la jornada de ayer con registro de 5 éxitos y 11 reveses. Es importante destacar que el chance de ambos equipos es mínimo, casi imposible.

¿Lo permitirá la Costa?

Todo quedará definido si la Costa Caribe, que no pudo jugar ayer con León a causa de la lluvia, vence a los leones en la doble jornada de hoy, pues así forjaría un récord de 10-4, mismo que sería inalcanzable tanto para Carazo como para Masaya.

Sin embargo, si los costeños caen en sus dos juegos de hoy, se les abriría un camino, aunque angosto, a las Fieras y los Cafeteros. Si el San Fernando gana los cuatro juegos que tiene pendiente con los caribeños, lograría un récord de 9-11, superior al 8-10 de los costeños, que tendrían un juego pendiente con Matagalpa y Carazo. El asunto es que se perfila como una misión imposible que la Costa caiga por barrida ante Masaya.

Por su lado, si los Cafeteros vencen a los caribeños en el juego que tienen pendiente, llegarían a 9 triunfos con 11 reveses, por encima del 8-12 que tendría la Costa Caribe en caso de caer en sus juegos pendientes con el San Fernando, Matagalpa y León.
Toda esta combinación de resultados, aunque en los cálculos es posible, no es tan así en el terreno de juego. Lo más seguro es que el cuarto clasificado del grupo A será la Costa Caribe.

La jornada de ayer de este grupo estuvo marcada por la clasificación de Matagalpa y el resurgimiento de Masaya, que imponiéndose con marcadores de 4-2 y 5-1 completó la barrida en su serie contra Rivas (11-9).

Todo definido

A diferencia del grupo A, en el sector B todo está definido. Los Dantos (15-5), los Indios del Bóer (12-8), los Toros de Chontales (11-9) y Estelí (10-10) son los clasificados, quedándose fuera Jinotega (7-13) y Chinandega (5-15).

Ayer, los Dantos 10-0 y 7-1 a los Naranjeros, adjudicándose la serie por barrida de 4-0. Por su lado, los Indios vencieron 10-0 a los Toros en el primer juego, pero cayeron 1-0 en el cuarto, conformándose con el empate en la serie. En otro desafío, Estelí se impuso 5-1 a Jinotega, adjudicándose la serie 3-1.


Noticias Relacionadas

Hacer un pronóstico sobre cómo será el trabajo de Erasmo Ramírez hoy cuando enfrente a los Vigilantes de Texas por segunda ocasión en la temporad...

por Harold Briceño Tórrez

Si antes de realizarse el primer partido, los Indios del Bóer gozaban de ser considerados favoritos, ahora que ya dieron el primer golpe y de forma c...

por Harold Briceño Tórrez