En el Barcelona, estén o no resignados, los jugadores del equipo se suceden ante los medios de comunicación para subrayar la importancia de 'Ney' en el equipo. / Getty Images
En el Barcelona, estén o no resignados, los jugadores del equipo se suceden ante los medios de comunicación para subrayar la importancia de 'Ney' en el equipo. / Getty Images

Deportes, Futbol por AFP,

Neymar llega a las manos con un nuevo compañero de equipo, el portugués Nelson Semedo, el mismo día que se descarta su asistencia a un evento publicitario en China: el nombre del brasileño sigue acaparando titulares, en pleno huracán mediático por su posible fichaje por el París Saint-Germain.

Ambos acontecimientos podrían estar apuntando en la misma dirección: la salida del Barcelona del astro hacia la capital francesa, un escenario que tomaría cada vez más fuerza.

En la sesión de entrenamiento que el Barcelona disputaba en Estados Unidos, el delantero brasileño y el lateral portugués, reciente fichaje del Barça, se enzarzaron en una pelea. El resto de compañeros separó a ‘Ney’ y éste se marchó del campo tirando su peto al suelo, según un vídeo difundido por el Daily Mail.

“En el contexto actual, con todas las discusiones que hay alrededor del eventual fichaje, el acontecimiento (la pelea de ambos futbolistas) está lejos de ser algo anodino”, indicó el diario L’Équipe.

El periódico francés ya se había hecho eco el jueves de las negociaciones que ambos equipos -Barça y PSG- estarían llevando a cabo por el traspaso del atacante de 25 años.

 ‘Fair-play’ financiero

La cláusula de Neymar, valorada en 222 millones de euros, haría del traspaso el más caro en la historia del deporte, muy superior al pago que el Mánchester United hizo por el francés Paul Pogba en 2016: 105 millones de euros.

Si el PSG decide finalmente lanzarse, tendrá que hacerlo de acuerdo a los términos de ‘fair-play’ financiero establecidos por la UEFA, que limita a 30 millones las pérdidas de un club en tres años.

Mientras, cualquier gesto sirve para intentar adivinar qué camiseta llevará el astro mundial la próxima temporada.

Uno de estos gestos puede ser la anulación de un evento publicitario al que Neymar debía asistir en próximo 31 de julio en Shanghai. El organizador de la cita, Ctrip -operador turístico chino y uno de los patrocinadores del atacante-, canceló la reunión alegando que el delantero estará ese día “gestionando un asunto relacionado con un fichaje”.

“Neymar y su equipo estarán ocupados gestionando los trámites de un traspaso, por lo que el futbolista no puede garantizar su presencia en la cita del 31 de julio, que hemos decidido anular”, indicó la empresa en la red social Weibo.

El periodista brasileño Marcelo Bechler, que el pasado 18 de julio dio en primicia el hipotético fichaje de su compatriota por el club parisino, se muestra ahora más prudente.

“Según el entorno de Neymar, el evento de Ctrip no contó con la aprobación del jugador”, escribió Bechler en su cuenta de twitter.

¿Resignados?

En el Barcelona, estén o no resignados, los jugadores del equipo se suceden ante los medios de comunicación para subrayar la importancia de ‘Ney’ en el equipo. El último en hacerlo fue el croata Ivan Rakitic, quien dijo del delantero que “todavía forma parte de nuestra familia”.

“Todo el mundo quiere que se quede. Nada ha cambiado. En los partidos se implica al 100%”, señaló el centrocampista.

Mientras, en Francia, la hipotética llegada del internacional brasileño ya hace soñar a muchos, entre ellos a la presidenta de la Liga de fútbol profesional (LFP) del país galo, Nathalie Boy de la Tour.

“La llegada de un jugador como Neymar solo puede ofrecer ventajas a nuestro campeonato y traer cosas buenas. Sería absolutamente formidable”, señaló la dirigente desde Tánger (Marruecos), donde PSG y Mónaco disputan el sábado la Supercopa de Francia.

Este viernes, en la víspera de esa Supercopa, el capitán del PSG, Thiago Silva, fue preguntado sobre Neymar y emplazó a después del partido ante el Mónaco para que “todos” puedan hablar de ese asunto. El entrenador del equipo francés, Unai Emery, dijo que no era el momento de responder preguntas sobre el brasileño, un día antes de un partido oficial.

Tanto es el ruido mediático que hay alrededor de Neymar que hasta el ‘clásico’ de pretemporada que Barça y Madrid disputan este fin de semana en Miami ha pasado a un segundo plano.


Noticias Relacionadas