/ Archivo
/ Archivo

Boxeo, Deportes por Alejandro Sánchez S.,

Bernardo Pilatti considera que Chocolatito González no puede fallar. Bajo el adiestramiento de Sendai Tanaka, Román “Chocolatito” González se prepara en Japón para enfrentar el próximo 9 de septiembre al tailandés Srisaket Sor Rungvisai, en el StubHub Center, en California, Estados Unidos. El tetracampeón mundial pinolero, que perdió el cetro supermosca del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) precisamente ante Rungvisai, está de cara a un combate que podría definir su futuro sobre los encordados, por ende, dispone de menos de 50 días para definir una estrategia que contrarreste el boxeo de su oponente, a sabiendas que se juega más que un cinturón.

En charla con METRO, el periodista de la internacional cadena deportiva ESPN, Bernardo Pilatti, fue contundente al señalar que “Román no debe ni puede perder”, asumiendo que una derrota del nicaragüense “sería fatal”. “Perdería el futuro inmediato y tendría que remar desde abajo para volver a los primeros planos. Las categorías chicas son más crueles que las mayores para recuperarse de dos derrotas consecutivas, más cuando se ha llegado al lugar en el que se encuentra ‘Chocolatito’”.

“Máxime cuando él es un campeón atípico, como en su momento lo fue Alexis Argüello. Es decir, no procede de una escuela tradicional como la mexicana, por ejemplo. En su caso, las derrotas pesan más en lo comercial, le cierran puertas, le condicionan. A ello sumemos que literalmente saldría de los Libra por Libra, debería reevaluar su futuro y quizás elegir a rivales que en lo previo no eran considerados. En una palabra, perder mucho de lo logrado, y empezar de nuevo para recuperarlo. En resumen, no debe ni puede perder. Debe dejar todo en el ring”, manifestó Pilatti.

¿Qué esperar?
A pesar de que entiende que González debe vencer para encaminar su carrera, aunque a la vista de muchos el “Chocolatito” fue despojado de un triunfo el pasado 18 de marzo, Pilatti confiesa que le cuesta imaginar que Román realice ajustes sustanciales en su estilo, pese que hay aspectos que debe mejorar para establecerse en la categoría de las 115 libras. “Creo que ‘Chocolatito’ y todos los que seguimos su carrera, enfrentamos una encrucijada donde es muy difícil adivinar su futuro inmediato”.

“Me refiero a que los cambios que haga Tanaka provoquen efectos inmediatos. Román ha realizado su larga carrera sin alterar su estilo mayormente y adaptado a una forma de uso de sus herramientas que poco ha variado. No creo que para la revancha con Rungvisai la solución sea intentar una mudanza radical. Puede ser peor el remedio que la enfermedad. Debe hacer ajustes de estilo sin cambiar su estilo, más bien estableciendo maneras de anular lo bueno y lo malo del tailandés, especialmente sus cabezazos y el buen uso que le da a su izquierda”, aseveró.

La percepción de Pilatti no está lejos de la realidad, pues González es un púgil que ha explotado sus recursos sin precisar de un entrenador que le ofrezca una herramienta adicional para armar un rompecabezas. El exadiestrador de Román, Wilmer Hernández, reconoció hace unos días que el tetracampeón pinolero “nunca lo miró como su entrenador”, como quizá lo hizo con el fallecido Arnulfo Obando, a quien para su fortuna el éxito del “Chocolatito” le permitió sobreponerse ante la opinión de los analistas de boxeo, que en reiteradas ocasiones le recomendaron a González agregar a su esquina a entrenadores foráneos de demostrada calidad.

“Rungvisai también hará ajustes y deben preocupar. Será deber del entrenador imaginarlos y adelantarse a colocar el antídoto. Ellos (esquina de Rungvisai) sabrán que ahora Román evitará quedarse en la corta distancia, saben que buscará trabajar de manera permanente girando hacia la mano derecha de Rungvisai y también conocen que golpes de “Chocolatito” pueden complicarlo”, detalló Pilatti. “Creo que Sendai Tanaka deberá trabajar con dos planes de pelea que le permitan ajustar sobre la marcha. Esta pelea será más táctica que la primera y habrá más especulación. Creo que “Chocolatito” sigue siendo favorito y espero no le afecten dos detalles que son otra incógnita en su desempeño: la influencia buena o mala de su nueva esquina y la presión mental de subir sabiendo que debe ganar como sea”, enfatizó.

¿Quién el mejor?

En una entrevista concedida a Salvador Rodríguez, de ESPN, Carlos Cuadras insistió en que es el mejor 115 libras de la actualidad, lo cual es entendible considerando que se ha dado a la tarea de vender su imagen para ser cada vez más atractivo mediáticamente hablando. Sin embargo, según el punto de vista neutro de Pilatti, ni el “Príncipe”, ni Román, ni Estrada, incluso Naoya Inoue, podrían ser considerados mejor que otro. “Es ese raro momento en que hay mucha calidad y dentro de la cual nadie sobresale”.

“Cuadras es excelente, Estrada a mi juicio lo supera, Inoue es un posible fenómeno que aún no ha enfrentado a lo mejor y “Chocolatito” es “Chocolatito”. Esos cuatro son la armada real de las 115 libras y después del 9 de septiembre empezaremos a conocer al posible mejor. Hoy para mí ninguno es mejor que ninguno. Y eso es una buena noticia”, señaló Pilatti, quien sustenta sus declaraciones aduciendo que “es verdad que “Chocolatito” fue perjudicado y es verdad que a los ojos de la mayoría, entre los que me incluyo, él gano la pelea. Pero también es cierto que su desempeño en las 115 libras sigue provocando dudas”.

“Dudas que no provocaba en divisiones inferiores donde fue dominante. Su dominio en supermosca está en discusión. Me resulta un misterio su pegada y su asimilación en esta división. Ha ganado con lo justo y en peleas cerradas. Creo que necesariamente debe superarse a sí mismo para ser el mismo de 112 libras. Cada pelea será un examen, empezando por la revancha. “Chocolatito” se encuentra en un momento bisagra de su carrera. Actualmente no es el mejor de su división, solo es parte del grupo de mejores”, remarcó.


Noticias Relacionadas