/ AFP
/ AFP

Deportes, Futbol por AFP,

Alemania y Chile disputarán el jueves en Kazán (18h00 GMT) un duelo con aires de final de la Copa de las Confederaciones, en un grupo B en el que Camerún y Australia jugarán (15h00 GMT) por intentar llegar con opciones a la última jornada.

Favoritos del grupo B, Alemania y Chile empezaron con victoria. La Roja resolvió en la recta final ante Camerún (2-0) y la Mannschaft sufrió más de lo previsto ante Australia (3-2).

En el Kazan Arena medirán su potencial ante un rival que les exigirá más. Por un lado, Chile se presenta con prácticamente el mismo grupo sólido y coordinado que ha reinado en América desde 2015. Ahora la ‘generación dorada’ busca el primer título internacional para el país.

“Tiene individualidades fantásticas y poseen una flexibilidad táctica como pocos equipos. Son capaces de cambiar los partidos, los jugadores tienen automatismos, un increíble dinamismo ofensivo y cambian constantemente de posición. El juego de Chile es verdaderamente excelente”, describió Löw al grupo sudamericano.

Alemania, por el contrario, juega en Rusia con solo tres de los hombres que lograron el título mundial en 2014 (Shkodran Mustafi, Matthias Ginter y Julian Draxler).

Löw afronta la Confederaciones como un trampolín hacia el grupo que defenderá el título mundial el año que viene para aquellos jóvenes que sean capaces de dar un paso adelante.

El grupo alemán es el más joven del torneo, con una media de edad de 24 años y 4 meses, mientras que Chile es el más veterano, con 29 años y un mes.

Sin Claudio Bravo

La Mannschaft mostró el poderío ofensivo de sus nuevos chicos ante Australia, aunque también dejó claro que muchos de ellos deben pulir sus pecados de juventud en defensa.

La máxima preocupación del seleccionador de la Roja, Juan Antonio Pizzi, es el estado de su portero y capitán, Claudio Bravo, al que una lesión muscular no le ha permitido debutar.

“No ha logrado recuperarse pero su evolución es muy positiva. El visto bueno depende ahora del cuadro médico”, informó el martes el presidente de la Federación Chilena de Fútbol (ANFP) Arturo Salah. Johnny Herrera repetirá como titular.

Tampoco llegó en su esplendor físico al torneo de los campeones Alexis Sánchez, al que sin embargo tuvo que recurrir Pizzi para desatascar el duelo frente a Camerún.

El ‘Niño Maravilla’ revolucionó la noche en Moscú facilitando a Arturo Vidal y Eduardo Vargas sus goles.

‘Gran espíritu de lucha’
Derrotados en sus respectivos debuts, a Camerún y a Australia solo les queda ganar en San Petersburgo.

Los dos equipos son jóvenes, inexpertos y con ganas de progresar, pero con toda lógica sucumbieron de entrada ante dos de los grandes favoritos de la competición y ya no les queda margen de error.

“Australia tiene un gran espíritu de lucha y espero un partido muy difícil contra ellos con un estilo diferente del de Chile. Debemos estar a nuestro máximo nivel porque si perdemos, estamos fuera”, admitió el seleccionador belga de los Leones Indomables, Hugo Broos.

El equipo oceánico fue capaz de marcar dos goles ante la campeona del mundo, pero fueron fruto del oportunismo y de los errores germanos. Ahora le tocará poner sobre la mesa una propuesta futbolística.


Noticias Relacionadas