Erasmo Ramírez lanza para 3.00 de efectividad esta temporada. /AFP
Erasmo Ramírez lanza para 3.00 de efectividad esta temporada. /AFP

Beísbol, Deportes por Harold Briceño Tórrez,

Contrario a lo que solía ocurrir cuando vestía el uniforme de los Marineros de Seattle, cada vez que Erasmo Ramírez sube al montículo, vistiendo ahora el traje de los Rays de Tampa Bay, existe cierta seguridad de que va a hacer un buen trabajo. Atrás quedó aquella incertidumbre de cómo se mostraría en la colina y es también cuestión del pasado aquel miedo previo a cada una de sus presentaciones. Hoy día existe una confianza considerable en su brazo derecho y no es que se le considere invencible o indescifrable, sino que ha mostrado tanta evolución y tanta madurez que se le ha llegado a considerar un lanzador dominante, frío, calculador e inteligente, características que lo han llevado a conseguir cifras atractivas en lo que va de la actual temporada.

El pinolero abrirá ante los Angelinos. El rivense aparecerá a partir de las 5:10 p.m.

Al duelo de hoy contra los Angelinos de Juan Carlos Ramírez,  el rivense llega exhibiendo un balance de dos victorias sin derrotas y un promedio en carreras limpias permitidas de 3.00, además de seis juegos sostenidos y 23 ponches propinados en treinta episodios completos. No son los registros de un pistolero grandioso, pero sí los de un lanzador que sin importar la situación en la cual le pidan que aparezca, él siempre exhibe un alto grado de solvencia. Como relevista o como abridor, Erasmo siempre ha hecho el trabajo, es por eso que sin alcanzar el nivel de gran figura, es un tirador digno de la admiración de los que conocen de este juego. Su multifuncionalidad lo está llevando lejos y de mantenerse así podría alcanzar niveles insospechados.

Inspira confianza

Las dos aperturas de Ramírez en este 2017, la primera una victoria ante los Tigres de Detroit y la segunda una salida sin decisión ante los Yanquis de Nueva York, son la prueba más contundente de que el muchacho sale como favorito para derrotar a los Angelinos, aunque claro, será importante que cuente con el respaldo ofensivo de su equipo, que al juego de anoche llegó promediando 249 puntos.

Como abridor en la presente campaña, Erasmo ha permitido tres carreras limpias en 10 innings y un tercio, forjando una efectividad de 2.63. Además, en ese trayecto solo ha otorgado una base por bolas y ha ponchado a 10 rivales, exhibiendo un control admirable. Estos números dejan en evidencia dos aspectos: el primero, no es fácil descifrar a Erasmo cuando es abridor; y el segundo, de contar con el apoyo ofensivo necesario, el rivense conseguiría hoy su tercera victoria del año y la 28 de su carrera.

Radiografía de los Angelinos

Siguiendo los pasos de Juan Carlos Ramírez ha sido inevitable el hecho de permanecer atentos al accionar de los Angelinos en esta campaña, en la que han dejado en evidencia las debilidades de su ofensiva, incapaz a veces de respaldar grandes faenas monticulares como las de Juan Carlos. Su balance de 24 triunfos y 23 reveses los perfila como rivales al que no es complicado vencer, sobre todo si se les lanza con la inteligencia y la serenidad con la que lo hace Erasmo.

Hasta antes del juego de ayer, los Angelinos se ubicaban en el puesto 22 de 30 en cuanto a porcentaje de bateo con un registro de .241, nada intimidante. Asimismo, presentan un promedio de un cuadrangular por juego al conectar 48 bambinazos en 47 partidos, ubicándose en el lugar 19 en todas las Grandes Ligas. De igual forma, en el departamento de carreras empujadas, los laureados ocupan el decimosexto lugar con 190 remolques, lo que refuerza la conclusión de que son un equipo con limitantes ofensivas que bien pueden ser aprovechadas por Erasmo.


Noticias Relacionadas

La carrera de 23 temporadas en Grandes Ligas, la experiencia como entrenador en Ligas Menores y su paso como mánager de la Selección Nacional de Nic...

por Harold Briceño