Jaime Moreno de la selección de Nicaragua disputa el balón con Iván Mancía de El Salvador en el último partido de la Azul y Blanco en la Copa Centroamericana disputada en Ciudad de Panamá /Archivo
Jaime Moreno de la selección de Nicaragua disputa el balón con Iván Mancía de El Salvador en el último partido de la Azul y Blanco en la Copa Centroamericana disputada en Ciudad de Panamá /Archivo

Deportes, Futbol por Haxel Rubén Murillo,

El futbolista venezolano nacionalizado nicaragüense, Jaime Moreno, tuvo que dar su brazo a torcer finalmente, quebrando su orgullo, al pedirle al técnico de la Selección Nacional de Fútbol, Henry Duarte, que hagan las pases y este lo vuelva a convocar para que tenga la oportunidad de ganarse un puesto e ir a la Copa Oro que se realizará en julio en Estados Unidos.

Moreno nuevamente utilizó su cuenta de Twitter para manifestar su deseo de regresar a la Azul y Blanco. Según el futbolista, ha intentado comunicarse con Duarte, pero este no responde sus mensajes. “Hace semanas le escribí a Henry Duarte, también le he llamado, para tratar de hacer las paces y no he recibido respuesta alguna”, escribió Jaime, quien más tarde siguió pronunciándose y hasta hizo una encuesta para medir cuantos aficionados apoyaban su regreso a la Selección.

El problema es que las formas que utiliza Moreno para expresarse son las que precisamente no agradan a Duarte, quien es más partidario de arreglar los problemas en privado sin ventilar las inconformidades públicamente. “Añadiendo, yo nunca me quise ir de la Selección. Ellos me echaron por decir la verdad. ¿Quién quiere que esté o no en la selección?”, prosiguió el delantero centro.

El problema

El pasado 15 de marzo, Moreno se quejó de las condiciones que la Federación Nicaragüense de Fútbol (Fenifut), daba a los jugadores. Todo inició cuando ese día, el futbolista aterrizó en Nicaragua tras ser convocado para un partido amistoso contra Honduras, celebrado en Tegucigalpa. A Jaime no le gustó saber que viajarían en bus y criticó a Fenifut y al secretario general de esta institución, Ildefonso Agurcia.

“Llego con toda la ilusión del mundo, hasta que empiezo a saber que la @Fenituf nos manda a Honduras en autobús, en el cual pasaremos todo el día de hoy con 20 o más horas de viaje para mañana jugar un amistoso con la selección de H que va al mundial.

Aparte, no nos dan ni un córdoba, no nos dicen absolutamente (nada) de los viáticos o el dinero que nos corresponde como profesionales previo (a) partidos contra Haití, ¿y así quieren que la selección dé ese salto? Imposible”, escribió en esa ocasión.

Además agregó que “yo no me quiero ir, me botaron… Ildefonso me amenazó que si no cambiaba mi postura me iba y pues mi postura no la cambio”. Duarte explicó que Moreno ofendió al fútbol de Nicaragua con unas palabras fuera de lugar y le advirtió que si quería una oportunidad tenía que pedir disculpas públicamente. Aun no lo ha hecho, pero ya dio el primer paso al intentar comunicarse con el técnico costarricense.

¿Convocará Duarte nuevamente a Moreno? Se ve difícil si se toma en cuenta que el técnico cuenta con jugadores suficientes en esa posición y además sin Jaime consiguió el boleto a la Copa Oro, después de golear 3-0 a Haití en marzo en el Estadio Nacional de Fútbol, donde Nicaragua hizo historia con los tres goles de Juan Barrera.


Noticias Relacionadas