Los jugadores del Chelsea celebran con su técnico, Antonio Conte, el título de la Premier League /EFE
Los jugadores del Chelsea celebran con su técnico, Antonio Conte, el título de la Premier League /EFE

Deportes, Futbol por EFE,

El inglés Chelsea, el francés Mónaco, el portugués Bénfica, el holandés Feyenoord y el austríaco Salzburgo se proclamaron este fin de semana campeón de su respectivo liga, lo que no puedo hacer un Juventus Turín que cayó en Roma, mientras en España sigue la emoción al no ceder ni Barcelona ni Real Madrid.

Los cinco nuevos campeones se unen al alemán Bayern Múnich, el griego Olympiacos y el ruso Spartak de Moscú, que ya semanas atrás habían alzado el trofeo liguero en su respectivo país.

La Premier ya tiene dueño: el londinense Chelsea del italiano Antonio Conte. Un campeón esperado por lo realizado a lo largo de toda la temporada, en la que siempre ha estado en todo lo alto. Sin duda ha sido el equipo más regular.

Y su técnico Antonio Conte ha logrado el título en su primera temporada en la Premier. Lo suma a los tres “scudetti” (liga italiana) obtenidas como entrenador del Juventus Turín.

El Chelsea ha certificado este viernes el que ya es matemáticamente su sexto título liguero batiendo a domicilio con cierto sufrimiento al West Bromwich Albion (0-1), en un partido resuelto con el tanto del delantero belga Michy Batshuayi (m.82).

A falta de dos jornadas, es inalcanzable para el segundo clasificado, el Tottenham del argentino Mauricio Pellegrino, que se impuso al Manchester United de Jose Mourinho (2-1) y queda a siete puntos del Chelsea.

La lucha por los otros dos puestos de acceso a Liga de Campeones ve en ventaja al Liverpool y al Manchester City, que ganaron su respectivo compromiso ante el West Ham (0-4, dos goles del brasileño Philippe Coutinho) y el ya excampeón Leicester (2-1).

En España todo sigue igual, pero con una jornada menos. Barcelona y Real Madrid, que golearon al Las Palmas (1-4) y Sevilla (4-1), respectivamente, siguen igualados en todo lo alto con liderato barcelonista por el particular entre ambos. A los madridistas le quedan dos partidos, por uno a los barcelonistas.

La penúltima jornada de LaLiga Santander vivió un interesante mano a mano entre lo que sucedía en el Insular canario y lo que acontecía en el Santiago Bernabéu. El Real Madrid se adelantó pronto ante el Sevilla (2-0) y respondió el Barcelona en Las Palmas (0-2). Eso sí, apuros madridistas que contaron con un gran Keylor Navas.

El gol del Sevilla apenas iniciada la segunda mitad dio emoción, pues el Real Madrid se mostró perdido. Y, poco después, también acortó distancias Las Palmas. Pero mientras el equipo madrileño sufría, la respuesta del Barcelona fue contundente con un gran Neymar (autor de un triplete, y completó Luis Suárez).

Leé Triunfo del Madrid con aroma a título

Zinedine Zidane, técnico madridista, metió en liza a Modric, Casemiro y Lucas Vázquez, y cambió todo. Se serenó el equipo y llegaron los goles de Cristiano Ronaldo (completó doblete) y Toni Kroos que cerraron ya todo.

Ambos ganaron, siguen su lucha por el título. Y el próximo episodio puede ser vital: el miércoles el Real Madrid, que ha establecido una plusmarca de partidos seguidos anotando (62), visitará al Celta de Vigo, en el partido aplazado.

El Calcio disputaba uno de los partidos más esperados de la temporada y que podía sentenciar o alargar la lucha por el título: Roma-Juventus Turín (3-1). El empate le daba el título al conjunto turinés, que salió con suplentes y que se adelantó en el marcador.

Pero el Roma remontó y se llevó un triunfo que le pone a cuatro puntos del Juventus, a dos jornadas del final. Todo es favorable a un nuevo “scudetto” juventino, pero de momento se aplaza la fiesta.

Del resto de la antepenúltima jornada, goleada a domicilio del Nápoles en su visita al Torino (0-5, dos tantos del español José Callejón), lo que le mantiene tercero, a cinco puntos del Juventus.

Y nuevo desastre de los milaneses Milan e Inter. El primero no pasó del empate en su visita al vecino Atalanta (1-1); el interista tocó fondo con la derrota casera ante el Sassuolo (1-2), igualando 35 años después su negativo récord de ocho partidos ligueros consecutivos sin ganar. Al menos, el milanista es sexto, en puesto de acceso a la fase de clasificación de la Liga Europa.

Francia ya tiene campeón: el Mónaco, que conquista su octavo título liguero. No lo ganaba desde la temporada 1999-2000. Ahora lo ha hecho con un equipo joven y con muchos jugadores en el punto de mira de los clubes “más potentes” del Viejo Continente.

En la penúltima jornada, el Mónaco se ha impuesto al Lille (4-0, dos goles del colombiano Radamel Falcao), y pese a llevar tres puntos de ventaja al París Saint Germain, que se impuso en Saint-Etienne (0-5, dobletes de Edinson Cavani y de Lucas Moura), es matemáticamente campeón ya que tiene favorable el particular. Además de tener aún un partido pendiente.

En Alemania el ya campeón desde hace semanas Bayern Múnich se impuso en su visita al segundo clasificado, RB Leipzig (4-5), remontando unos adversos 3-1 y 4-2, con tantos en los últimos diez minutos del polaco Robert Lewandowski (m.84), el austríaco David Alaba (m.91) y el holandés Arjen Robben (m.95).

A falta de una jornada, el interés radica en saber quien será entre el Borussia Dortmund, que empató en Ausburgo (1-1), y el Hoffenheim, que se impuso en Bremen ante el Werder (3-5), quien irá directamente a la fase de grupos de la Liga de Campeones y quien deberá pasar por la fase previa. Están igualados a puntos.

La Eredivisie proclamó su campeón en la última jornada. Ha entonado el alirón el Feyenoord, que se impuso al Herracles (3-1) con un triplete del veterano delantero Dirk Kuyt. Ello le permite cerrar con un punto de ventaja sobre el Ajax Amsterdam, que batió a domicilio al Willem II (1-3).

Hacía 18 años que el Feyenoord no conquistaba la liga holandesa, de las que ya suma quince a lo largo de sus 107 años de historia.

En Bélgica, el Club Brujas aplazó en casa el alirón del Anderlecht (1-1), con lo que se mantienen los cuatro puntos de diferencia entre ambos, a dos jornadas para la conclusión de un campeonato que podría suponer para los de Bruselas recuperar, dos años después, el trono liguero.

El Red Bull Salzburgo que entrena el español Óscar García ha ganado por cuarta vez consecutiva la Bundesliga austríaca tras imponerse este sábado al Rapid Viena (1-0). Saca 15 puntos al segundo clasificado, el Austria Viena, a tres jornadas del final.


Noticias Relacionadas