Los Dantos son líderes del Grupo A, con 20 triunfos y 8 reveses. / Archivo
Los Dantos son líderes del Grupo A, con 20 triunfos y 8 reveses. / Archivo

Beísbol, Deportes por Harold Briceño,

Ciento setenta y ocho días después de aquel 23 de octubre del 2016, cuando los Dantos derrotaron de forma dramática 7-6 a los Indios del Bóer en el sexto juego de la serie final, convirtiéndose en campeones del Germán Pomares, el envejecido Estadio Nacional Denis Martínez volverá a ser testigo de una serie entre ambos equipos, que llegan a la octava fecha del campeonato siendo líderes de sus respectivos grupos y mostrando con sus estadísticas que no sería una casualidad verlos nuevamente disputándose el título.

Los Dantos, líderes del grupo A, con récord de 20 victorias y 8 derrotas, son considerados amplios favoritos para revalidar el título, pero el Bóer, que comanda el grupo B, con balance de 19 triunfos y 9 reveses, no está dispuesto a permitirlo y quiere dejarlo bien claro en esta serie, misma que debe considerarse impredecible por la calidad y la bravura de ambas novenas.

Las estadísticas son el principal argumento para sustentar que Dantos-Bóer se trata de una batalla de pronósticos reservados. El .325 que los Dantos exhiben en promedio ofensivo no dista mucho del .312 de los Indios, que en la campaña anterior arrasaron con los principales lideratos ofensivos.

Estadísticas confirman

Otro registro que confirma lo complicado de nombrar como favorito a uno de los dos equipos es el de la producción de carreras, pues las 186 anotaciones de la tropa que comanda Ronald Tiffer superan mínimamente las 182 que anotan los dirigidos por Cruz Ulloa. De igual forma, en el departamento de cuadrangulares, los “mimados de la capital”, con sus 27 bambinazos, superan no por mucho a la “maquinaria roja”, que suma 21. En este renglón sobresalen Rafael Estrada, por los Dantos, y Javier Robles, por el Bóer, el primero es sublíder de los jonroneros con 7 y el segundo le sigue los pasos con 6, ambos son superados por el veterano Justo Rivas, que acumula 11.

En cuanto a picheo, las diferencias también son mínimas. Los Dantos lanzan para 3,35, el tercer mejor registro del campeonato, mientras que los Indios tiran para 3,80, ubicados en el quinto puesto entre los 18 equipos en contienda. Asimismo, en carreras permitidas la diferencia podría pasar por inadvertida, pues el Bóer permite 106 y sus rivales 100.

Por otro lado, un dato que no puede obviarse es el que señala que desde el 2009, la tribu le ha ganado 20 de 30 enfrentamientos a los Dantos, que se aferran a la serie más reciente, la que terminó 4-2 a favor de ellos y que les permitió coronarse en octubre del 2016.


Noticias Relacionadas

Tras ser víctimas de dos palizas en territorio leonés, los Indios del Bóer salieron del letargo en el que se encontraban y le ganaron 6-4 a León u...

por Harold Briceño Tórrez

Diego Sandino, veterano pistolero que acaba con sus rivales más por astucia que por la velocidad de sus disparos, logró ayer apagar la furia de la o...

por Harold Briceño