El internacional alemán mostró su buen estado tras anotar contra el Eintracht Fráncfort tras solo 122 segundos después de entrar a la cancha luego de seis semanas en el banquillo por una lesión. / Getty Images
El internacional alemán mostró su buen estado tras anotar contra el Eintracht Fráncfort tras solo 122 segundos después de entrar a la cancha luego de seis semanas en el banquillo por una lesión. / Getty Images

Deportes, Futbol por EFE,

El Mónaco se encuentra a un paso de las semifinales de la Champions, esta tarde en casa (12:45 p.m.) en el partido de vuelta de cuartos, pero antes deberá hacer valer su ventaja del partido de ida (3-2) frente a un Borussia Dortmund marcado por el atentado contra su autobús.

El joven equipo dirigido por el portugués nacido en Venezuela Leonardo Jardim luchará por meterse en semifinales de la competición continental por cuarta vez en su historia, tras haberlo logrado en 1994, 1998 y 2004.

Para ello, el conjunto del Principado confiará en sus contragolpes gracias a sus rápidas salidas con el esférico ante una defensa alemana que ha demostrado ser poco hermética.

Pero el Borussia Dortmund también tiene sus armas, sobre todo, en el ataque, así como su capacidad de recuperación psicológica, tras las secuelas a causa de las explosiones en su vehículo hace una semana.

Los pupilos de Thomas Tuchel subrayaron que el fútbol es parte fundamental de la terapia ante el trauma creado por el atentando en el que el exdefensa del Barcelona Marc Bartra resultó herido en un brazo.

Ya en la ida, los jugadores del Borussia Dortmund empezaron a concentrarse en el juego tras el descanso, cuando caían por 2-0, para luego intentar revertir un resultado que terminó en 3-2 a favor del conjunto del Principado.

El Mónaco deberá mantener la misma concentración del partido de ida para derrotar a su adversario, que apelará a su recién recuperado centrocampista Marco Reus.

El internacional alemán mostró su buen estado tras anotar contra el Eintracht Fráncfort tras solo 122 segundos después de entrar a la cancha luego de seis semanas en el banquillo por una lesión.


Noticias Relacionadas