Juan Carlos Ramírez tiene balance de dos triunfos y un revés. / Archivo
Juan Carlos Ramírez tiene balance de dos triunfos y un revés. / Archivo

Beísbol, Deportes por Harold Briceño,

De su primera apertura en el escenario más alto del béisbol mundial, las Grandes Ligas, el nicaragüense Juan Carlos Ramírez recordará siempre que esa tarde del viernes 14 de abril del 2017 mostró las dos versiones de su perfil como lanzador. Ante los Reales de Kansas City el meteórico pistolero se mostró vulnerable primero y dominante después. Ahora, casi una semana después, tendrá la oportunidad de reforzar cualquiera de sus interpretaciones cuando se mida a los Astros de Houston, a los que enfrentará mañana a las 6:10 p.m., con la misión de demostrar que cuenta con los argumentos necesarios para ser considerado un abridor confiable.

Antes de abrir un partido por primera vez en su carrera como ligamayorista, Juan Carlos acumulaba dos victorias y cero derrotas en la presente campaña, pero víctima de un inicio tímido y de una ofensiva mordedora de los Reales, cayó por primera vez en el 2017. En cada uno de los tres primeros episodios los rivales le fabricaron carreras, sumando al final de su presentación un total de cinco anotaciones limpias.

Sin embargo, tras esa primera impresión de pícher fácilmente descifrable, el capitalino se agigantó y logró dominar sin mayores complicaciones a los últimos nueve rivales que enfrentó, dejando la impresión de que tiene el material para ser un pícher de gran dominio. Fue empujados por esa sensación de ver cuánto más puede ofrecer el pinolero y por la ausencia del todavía lesionado Garret

Richards, que los dirigentes de los Angelinos han decidido darle una nueva oportunidad, misma que JC necesita aprovechar al máximo para meter en complicaciones al mánager Mike Scioscia, quien al regreso de Richards deberá tomar la decisión de retornar al nica al bullpen o mantenerlo como abridor.

A prueba

Ramírez enfrentará este miércoles al segundo equipo más ofensivo de la Liga Americana, con un promedio de 266 puntos, solamente superado por los Medias Rojas de Boston, que batean para .287, y por encima de los Yanquis de Nueva York, que lo hacen para .264, lo que deja en evidencia que tendrá delante de sí una prueba con buen grado de dificultad que incluye la tarea de tener que dominar a bravos artilleros como Carlos Beltrán, Carlos Correa, José Altuve y Yulieski Gurriel.

Por su parte, el rivense Erasmo Ramírez, quien viene de hacer un gran trabajo en relevo contra Boston, está confirmado para aparecer como abridor el jueves ante los Tigres de Detroit en lugar de Jake Odorizzi, según informó el periodista de Tampa, Marc Topkin.


Noticias Relacionadas

Desde Juan Carlos Ramírez fallando en sus dos aperturas y siendo sometido a la cirugía Tommy John, hasta la reciente derrota de Erasmo Ramírez en s...

por Harold Briceño Tórrez