El conjunto capitalino doblegó sin piedad a Boaco y permanece como líder del Grupo B del Campeonato Germán Pomares. / Archivo
El conjunto capitalino doblegó sin piedad a Boaco y permanece como líder del Grupo B del Campeonato Germán Pomares. / Archivo

Beísbol, Deportes por Harold Briceño,

Los Dantos desplegaron un ataque tan implacable y contundente que no dejaron piedra sobre piedra en el estadio Roberto Clemente, donde guiados por el ímpetu ofensivo de Rafael Estrada construyeron una victoria con pizarra de 11-4 sobre el San Fernando, empatando la serie a dos triunfos por bando y edificando un balance de 20 triunfos por solo 8 reveses.

El inicio fue alentador para los de Masaya, que empujados por ese espíritu que mueve a los forjadores de proezas, arremetieron contra el abridor Jason Laguna tan solo segundos después de escucharse el grito de ¡play ball! Un ataque con dinamita pura puso el juego 3-0 en el amanecer del encuentro. Dobletes de Nelson Gaitán y Renato Morales, más jonrón de Justo Rivas, su décimo bambinazo en lo que va del campeonato, le dieron ventaja al San Fernando, que iniciaba de la forma soñada la conquista de su tercer triunfo en la serie contra los Dantos, una realidad muy distinta a la que pintaban los pronósticos.

Les roban el botín

La ventaja construida tan temprano en el juego fue desapareciendo tan dramáticamente, que de pronto, el equipo de inicio autoritario, estaba cayendo víctima de un ataque despiadado de su rival. La remontada empezó en el segundo episodio, cuando Rafael Estrada, convertido ayer en la pesadilla del picheo de Masaya, descifró al abridor Kevin Reyes y con su séptimo trancazo de cuatro esquinas de la temporada puso el duelo 3-1.

Una entrada más tarde, Reyes no tuvo cuerda para más y fue enviado a las duchas tras permitir sencillos del veterano Juan Oviedo y del experimentado Ronald Garth, siendo el de Oviedo el remolcador de la segunda anotación capitalina. El primer relevista fue Bryan Jarquín, quien con las bases llenas fue sacudido por cañonazo de Estrada, autor principal del giro en la pizarra, pues los Dantos ganaban ahora 4-3. Desde entonces no dejarían de ser los amos del partido.

Rayería imparable

En el cuarto episodio, ante una afición que mantenía vivas la esperanzas de ver a su equipo ganarle la serie a los actuales monarcas, el picheo del San Fernando fue destrozado sin piedad. Dobletes seguidos de Darrel Walter y Benjamín

Alegría más elevado de sacrificio de Garth modificaron el marcador a 6-3. Acto seguido, cañonazo de dos bases de Estrada remolcó la séptima y explotó a García. En su lugar entró Pedro Moraga, quien poco tiempo después regresó al dogout anhelando no haber salido de ahí, pues Aburto lo recibió con doble impulsador de la octava, William Rayo le conectó el hit empujador de la novena y sencillos de Hollman Miranda y Walter le fabricaron la décima carrera de los

Dantos, expulsándolo del montículo y cerrando lo que fue una rayería imparable.

El marcador volvería a ser modificado hasta en el sexto inning, cuando Justo Rivas conectó su segundo jonrón del encuentro y el 11 de la campaña, acercando a su equipo, aunque la última palabra la tuvieron los Dantos, que en el octavo establecieron el 11-4 definitivo. Ganó Jason Laguna (5-0) y perdió Kevin Reyes (3-1).

Otros resultados

Por su parte, la Costa Caribe, con jonrones de Rommel Mendoza y Donly Pinock, derrotó 7-3 a Madriz en el primer duelo. Óscar Chow se apuntó la victoria. En el segundo encuentro, los costeños siguieron su marcha triunfal y con pizarra de 10-2 ganaron el cuarto juego, agenciándose la serie por barrida.

Por su lado, Chinandega evitó la barrida al imponerse a primera hora 3-0 sobre Carazo, siendo el ganador Walter López y el perdedor Freddy Corea, con Gerardo Juárez apuntándose el juego salvado. A segunda hora, los Naranjeros lograron el empate de la serie triunfando 7-0 con Jesús Garrido adjudicándose el éxito.

En Granada, Zelaya Central doblegó  4-3 a los locales en el tercer juego de la serie, teniendo como pícher vencedor a Berman González. En el último desafío, los sultanecos resultaron ganadores con score de 8-2, adueñándose de la serie con balance de 3-1.

En otra serie, Nueva Segovia derrotó 2-0 a Río San Juan en el primer partido, siendo el protagonista de la blanqueada José Luis Sáenz, quien tiró la ruta completa. En el cuarto juego, los segovianos volvieron a imponerse, esta vez con marcador de 4-2, llevándose la serie 3-1. Ganó Wilman Quiñónez y salvó Engel Marín.


Noticias Relacionadas

Hay dos peloteros que están pasado por un buen momento en el Campeonato de Béisbol “Germán Pomares”. Erasmo Reyes y el granadino Cairo Murillo ...

por Harold Briceño Tórrez

Existe más de un argumento para defender la propuesta de que la serie entre los Indígenas de Matagalpa y los Tiburones de Granada debe ser considera...

por Harold Briceño Tórrez