/Archivo
/Archivo

Beísbol, Deportes por Harold Briceño Tórrez,

Everth Cabrera, restaurado y animado, gritó: ¡Mírenme!, consiguiendo una actuación notoria en su primer partido con el Charlotte Knights, equipo sucursal AAA de los Medias Blancas de Chicago, con el que debutó conectando dos imparables (1 doble) en seis turnos al bate, además de anotar una carrera y de robarse la tercera base, enviando un mensaje alentador y contundente sobre sus intenciones de hacer ruido en Ligas Menores para lograr el ascenso a las Mayores.

Aproximadamente dos años después de su último juego en Grandes Ligas, en el que se fue de 2-1 vistiendo el uniforme de los Orioles de Baltimore, Cabrera volvió a tener turno en el béisbol organizado. El encargado de darle la bienvenida fue el derecho Mike Wright, quien utilizando seis lanzamientos lo doblegó por la vía del ponche.

Potencial. Everth Cabrera con una excelente actuación

Sin embargo, en su segundo turno, en la cuarta entrada, Cabrera se vengó y con un sencillo logrado a base de la velocidad de sus piernas explotó a Wright y se convirtió en protagonista casi absoluto de la quinta anotación de su equipo, pues tras avanzar a la segunda por sencillo de José Vinicio, se aventuró al asalto de la tercera base, logrando su objetivo y provocando un mal tiro del receptor que le permitió anotar su primera carrera de la campaña y acercar a su novena 8-5 en el marcador.

Más tarde, en el quinto inning, el otrora artillero de los Padres de San Diego y de los Orioles, fue dominado en un roletazo lento a la antesala, convirtiéndose en el segundo out de una entrada en la que con un ataque de tres imparables su equipo empató la pizarra a ocho carreras por bando.

En la séptima ronda, con un out en la pizarra, Cabrera descifró al dominicano Richard Rodríguez y conectó su primer doblete del año, demostrando que está preparado para impactar en Triple A y pese a fallar en sus dos últimos turno de la noche, envió señales legítimas de que estará listo para cuando  los White Sox decidan ascenderlo al escenario más luminoso del beisbol, las Grandes Ligas. Beras y Blandino activos.

Average
333 puntos el promedio ofensivo de Everth Cabrera tras su primer partido de la temporada en Ligas Menores

Por su parte, el pelotero dominicano de raíces nicaragüenses, Jairo Beras, conectó dos imparables, entre ellos un cuadrangular, remolcó dos carreras, anotó otra y se ponchó en par de ocasiones, dejando su promedio ofensivo en 400 puntos en su debut con el Down East, equipo Clase A Avanzada de los Vigilantes de Texas, que derrotó 7-6 al Salem Red Sox.

Otro que tuvo acción fue Alex Blandino, quien en la victoria con marcador de 4-1 de su equipo, Pensacola, sobre el Tennessee en Doble A se fue de 2-1, dejando su average en 500 puntos.


Noticias Relacionadas

En el juego que los Reales de Kansas City le ganaron 4-2 a los Rockies de Colorado ayer, el nicaragüense Cheslor Cuthbert mostró las dos caras de su...

por Harold Briceño Tórrez

Everth Cabrera jugó ayer como lo hiciera en su mejor etapa con los Padres de San Diego, exhibiendo buen tacto y una velocidad desconcertante. El nand...

por Harold Briceño Tórrez