El lanzador rivense fue llamado a la loma de los sustos en la séptima entrada, en sustitución de Jumbo Díaz y cuando el juego estaba 4-1 a favor de los Rays. /Getty Images
El lanzador rivense fue llamado a la loma de los sustos en la séptima entrada, en sustitución de Jumbo Díaz y cuando el juego estaba 4-1 a favor de los Rays. /Getty Images

Beísbol, Deportes por Harold Briceño Tórrez,

Erasmo Ramírez subió al montículo del Tropicana Field, la casa de los Rays de Tampa Bay, en plan de dominar aun al más temible bateador. Esa fue la impresión que causó ayer enfrentando con una seguridad admirable a los Yanquis de Nueva York, a los que en dos entradas completas no les permitió carreras, solo les concedió un imparable y les otorgó una base por bolas, despegando la temporada del 2017 con una actuación imponente, enviando señales de que está listo para causar impacto.

El lanzador rivense fue llamado a la loma de los sustos en la séptima entrada, en sustitución de Jumbo Díaz y cuando el juego estaba 4-1 a favor de los Rays. El primero en enfrentarlo fue Chase Headley, el tercera base de los “bombarderos del Bronx” y quien le negoció base por bolas. Con un hombre en la inicial, Erasmo no dejó que sus nervios se alteraran y con autoridad estableció el orden dominando a Aaron Judge mediante batazo para doble play y a Ronald Torreyes por elevado al jardín central.

Tras enfrentar sin tanto contratiempo a los tres últimos en la alineación de los Yanquis, Erasmo debió fajarse en la octava entrada contra la artillería pesada de los neoyorquinos. Brett Gardner, el primer bate, le conectó sencillo por el bosque izquierdo, creando un ambiente de suspenso que motivó al coach de picheo a visitar a Erasmo. Tras la conversación, Ramírez enfrentó a Gary Sánchez y lo dominó en roletazo al campo corto, antes Gardner se había movido a la segunda como consecuencia de un passed ball.

Obviando al corredor en la intermedia y adueñándose de la confianza que proporciona tener un out en la pizarra, Erasmo se agigantó ante Greg Bird y Matt Holliday, ponchando al primero y dominando en rodado por la segunda base al segundo. De esta forma, lanzando para 0.00, Erasmo se apuntó su primer juego sostenido (hold) de la temporada, iniciando de gran forma una campaña en la que podría convertirse en un relevista de alta categoría.

Cheslor se va en blanco

El picheo de los Mellizos de Minnesota, comandado por Héctor Santiago, silenció los cañones de los Reales de Kansas City, incluyendo el de Cheslor Cuthbert, quien en sus dos primeros turnos al bate no pudo conectar de imparable y en su tercera aparición recibió base por bolas. Los Royals cayeron 9-1 en el que fue el partido de debut de Cheslor en la temporada 2017 de las Grandes Ligas.

/Getty Images

Fue el perfil zurdo de Santiago, el abridor de los Gemelos, la principal razón de que Cheslor apareciera como titular en el segundo juego de los Reales este año. El mánager Ned Yost, que a principios del Spring Training comentó que rotaría a sus titulares para darles descanso, hizo sus primeros movimientos. Brandon Moss, el bateador designado, vio el juego desde la banca y Mike Moustakas, el habitual tercera base, alineó como designado, dejando el espacio libre para que el infielder nicaragüense se hiciera responsable de la antesala.

En su primera aparición en el cajón de bateo, Cheslor no logró conectar la pelota de la manera que seguramente deseaba para su debut. Con todos los reflectores apuntándolo, fue dominado por Santiago en un roletazo al short stop que sirvió para completar una jugada de doble matanza. Posteriormente, en el cuarto episodio, con hombres circulando en primera y segunda, Cuthbert conectó un elevado a la zona del jardín derecho, poniéndole fin a la amenaza de los Reales, que para entonces perdían 3-1.

El duelo siguió sin mayores cambios en el marcador y el antesalista de Corn Island volvió a su cita con la caja de bateo hasta en el séptimo episodio, alcanzando la primera almohadilla gracias a pasaporte otorgado por el relevista Matt

Belisle. En el cierre, el picheo de Kansas City se derrumbó y los Mellizos produjeron seis carreras, estableciendo el marcador final en 9-1. Cuthbert no volvió a tomar turno al bate, por lo que cerró su primera actuación de este año bateando de 2-0 con una base por bolas. Esta vez, el cazador de oportunidades no pudo mostrarse incidente, pero le queda un largo camino para seguir demostrando su comprobado talento.


Noticias Relacionadas

Tras los primeros quince días de la temporada de Grandes Ligas, los nicaragüenses Juan Carlos Ramírez, Cheslor Cuthbert y Erasmo Ramírez aún no s...

por Harold Briceño

Cheslor Cuthbert llegó a los entrenamientos primaverales de los Reales de Kansas City claro, pero muy claro, que establecerse como el defensor titula...

por Harold Briceño Tórrez