Neymar y compañía podrían celebrar su clasificación al Mundial. / AFP
Neymar y compañía podrían celebrar su clasificación al Mundial. / AFP

Deportes, Futbol por EFE,

Hace justo un año que Brasil y Paraguay se cruzaron por última vez, pero para la “canarinha” ha pasado una vida. Ahora, aquella Seleçao que salió malherida de Asunción podría convertirse este martes en la primera clasificada para Rusia-2018, aunque los urgidos guaraníes no tienen tiempo para fiestas.

Líder de las eliminatorias sudamericanas con 30 puntos, a este Brasil imparable de Tite una victoria ante Paraguay en Sao Paulo le dejaría con más de medio nombre inscrito en la lista de invitados para el próximo Mundial, donde aún figuran únicamente los anfitriones.

La noche, sin embargo, podría pasar a la historia de la “canarinha” en caso de que antes Ecuador haya caído ante Colombia y Venezuela haya dado la sorpresa venciendo a Chile en el Monumental. De darse esos tres resultados, la pentacampeona del mundo se clasificaría para la próxima Copa con cuatro fechas de antelación y antes que nadie.

Una combinación muy complicada, pero más difícil parecía hace seis meses que aquel grupo deprimido adelantara a todo el mundo.

Tras su gran noche en el Centenario, donde goleó y brilló frente a Uruguay (4-1), la Seleçao sumó su séptima victoria consecutiva en eliminatorias, superando el récord del Brasil que después sería campeón en México-1970.

Con 22 goles anotados y solo dos encajados desde el debut de Tite en septiembre, este equipo al que le sale todo ha reconquistado a una hinchada que ha saltado del desencanto a la euforia de tres en tres puntos.

Casi 13.000 espectadores corearon el sábado el nombre de sus ídolos durante el entrenamiento abierto en Sao Paulo, mientras desde el grupo tratan de bajar la temperatura al entusiasmo recordando los golpes de un pasado más cercano de lo que parece.

Además de contra la agobiada Paraguay, Brasil tendrá que luchar de nuevo el martes contra sus recuerdos. Será una noche de regresos: el de la Seleçao a la misma Arena Corinthians donde hace casi tres años inauguró eufórica un Mundial que acabó en fiasco y el de Tite a la casa del club que le idolatra.

En el duelo no estará Daniel Alves, que vio su segunda amarilla en Montevideo y todo indica que será el corinthiano Fágner quien le sustituya en el único cambio que se espera en una “canarinha” donde Firmino ocupará de nuevo el lugar del lesionado Gabriel Jesús.

Sin complejos

Pero, lanzada tras su importante victoria del jueves ante Ecuador (2-1), Paraguay llega sin tiempo que perder a Sao Paulo. Séptimos del premundial con 18 puntos, los guaraníes están ahora a dos unidades del repechaje y a tres de un boleto directo para Rusia.

Una derrota en Sao Paulo -combinada con una buena tarde para Chile y Colombia- podría ser letal para sus aspiraciones de regresar a un Mundial después de haber quedado fuera de Brasil-2014. Y en la expedición albirroja todo el mundo es consciente de que es ahora o nunca.

“Tenemos que jugar sin temor. Tenemos futbol para jugar en cualquier cancha. Hay posibilidad de ganar cuando salís a buscar”, afirmó el centrocampista del Olimpia Cristian Riveros en conferencia de prensa. afp


Noticias Relacionadas

En conteo regresivo para viajar a Londres este domingo donde continuarán su preparación para el Mundial Rusia-2018, la selección brasileña se reun...

por AFP