Franklin Ulises López (Nº 5) disputó las eliminatorias rumbo al Mundial de Rusia 2018. /Archivo
Franklin Ulises López (Nº 5) disputó las eliminatorias rumbo al Mundial de Rusia 2018. /Archivo

Deportes, Futbol por Alejandro Sánchez S.,

El mediocampista del Real Estelí y exseleccionado nacional, Franklin Ulises López, considerado por un elevado sector de la prensa deportiva nicaragüense como el mejor de su posición en la actualidad, salió al paso de los señalamientos que realizó en su contra el director técnico de la Azul y Blanco, Henry Duarte, al asegurar hace un par de semanas que el futbolista “no quiere a su país” por haberse negado a jugar con el equipo pinolero y haber justificado que debía atender a su esposa, Patty Aburto, y a su primogénita, Jade Francella López, debido que la bebé presentaba problemas de salud derivados de un nacimiento de alto riesgo.

López exige respeto al técnico de la Azul y Blanco. Confía en que sus compañeros avancen a Copa Oro

Tras las duras declaraciones del estratega costarricense de la selección de Nicaragua, la esposa de López se pronunció en la red social Facebook defendiendo la posición de su esposo, quien habría solicitado permiso al entrenador para ausentarse de un microciclo, pero ante la negativa de Duarte decidió renunciar a la convocatoria “priorizando la estabilidad de mi familia”, según admitió Patty. “Estábamos esperando a nuestra primera bebé y fue por eso que él (Franklin) se vio en la dura situación de no seguir con la Selección, no ha engañado a nadie”, dijo Aburto.

En conversación con Metro, por primera vez desde que Duarte lo señalara, López pidió “respeto” para él y “los demás jugadores del balompié nacional”. “Quiero aclarar que si yo dejé la selección fue por un motivo de peso: mi esposa y mi niña tenían problemas de salud, en ese momento me miré obligado a pedir permiso para ausentarme de un amistoso que preparábamos contra Trinidad y Tobago. Duarte fue muy claro y me dio a elegir, me dijo que si me iba, que no volviera. Era tiempo de elegir entre mi familia y la selección, en ese instante le di las gracias”, ambientó el talentoso centrocampista.

López, quien no defiende la casaca nacional desde que lo hiciera en los partidos contra Jamaica (4 y 8 de septiembre del 2015 por eliminatorias mundialistas), fue rotundo al asegurar que “no he engañado a nadie, a lo mejor él (Duarte) se está engañando solo”, respecto a las palabras del técnico refiriéndose a que se sintió “engañado”, remarcando que “con el país no se juega, la selección se respeta, yo quiero mucho a mi país, como ahora amo a Nicaragua, que es la que me da de comer, el que mantiene a mi familia.

Yo no voy con esa gente que juega con esas cosas”.

Pudo regresar

Si de algo está seguro Franklin López, es que el mayor logro de un atleta es representar a su país en eventos internacionales. Así lo demostró desde que debutó con la Azul y Blanco hace más de una década, participando desde entonces en las eliminatorias rumbo a los mundiales de Sudáfrica 2010 y Rusia 2018, además de la Copa Oro 2009. “Se viene el repechaje contra Haití y él mismo dijo que me tomaría en cuenta. Se corrió el rumor en los medios de comunicación y en las redes sociales y jamás opiné al respecto. Me seguí recuperando con mi club de una pequeña lesión que tenía en la rodilla y él justificó que no me llamaría porque estoy fuera de ritmo”.

“De esa lesión me recuperé satisfactoriamente y de la noche a la mañana dijo que se sentía engañado y que no quiero a mi país. No sé por qué este señor dice eso, yo he estado muchos años con la Azul y Blanco, en los momentos más duros, cuando no había ni uniformes de presentación, ni para entrenar. Yo estuve en un tiempo en el que viajábamos sin condiciones; Mauricio Cruz y Florencio Leiva (entrenadores), que nos acompañaron hace muchos años, pueden dar fe de ello. Siempre fui fiel y sigo siendo fiel a mi selección. Duarte no tiene autoridad para decir esas cosas de mí, ni de ningún futbolista”, remarcó López.

Franklin, pilar del medio campo con el “Tren del Norte”, con el que ha sido campeón en 11 ocasiones, se ha caracterizado, entre otras cosas, por su madurez dentro y fuera de los campos de fútbol. Salvo por las críticas de Duarte y su reacción, López ha estado fuera de polémicas, siempre enfocado en pulir sus cualidades futbolísticas y entregado a su esposa e hija, a quienes describe como sus “dos grandes amores”. Al margen de su inconformidad por las declaraciones del técnico, a quien pide “respeto” como máxima prioridad, reconoce que lamenta no poder ayudar en el campo a sus compañeros a conseguir su objetivo de avanzar a Copa Oro, pero confía en que lograrán el pase.


Noticias Relacionadas