/Cortesía
/Cortesía

Boxeo, Deportes por Haxel Rubén Murillo,

El columnista de ESPN Bernardo Pilatti analiza todo lo referente al tetracampeón Román González. Asegura que poner a Wilmer Hernández como entrenador fue un acierto, pero también indica que necesitan variantes en la estrategia del pugilista al momento de afrontar determinados rivales.

Bernardo Pilatti es una voz autorizada para hablar sobre boxeo. Con más de 35 años dedicados al periodismo, no solamente deportivo, sino también lo policíaco (sucesos), Pilatti es de las principales referencias entre los columnistas de la prestigiosa cadena internacional ESPN.

Pilatti realizó un análisis sobre la actualidad de Román “Chocolatito” González. Su valoración sobre la pelea con Cuadras, lo que podría pasar en su primera defensa de título mundial contra Srisraket Sor Rungvisai el 18 de marzo en Nueva York, las comparaciones constantes de Román con Alexis Argüello y las diferencias que existen entre ambos, a pesar de que muchos aficionados los consideran similares boxísticamente.

Don Bernardo, ¿le pareció correcta la postura de Román de no pelear inmediatamente con Carlos Cuadras y aceptar el combate mandatorio contra Sor Rungvisai?
Lo mejor era una revancha, más allá de que no fuese obligatoria, pero no es común que suceda y más cuando la pelea fue muy difícil. Ahora, no olviden que va a enfrentar un rival mandatorio, lo cual está dentro del itinerario. Este no es un rival jamón (fácil), tendrá una pelea complicada y se sabe que después de este combate tiene que enfrentar a Cuadras.

¿En una pelea de revancha la balanza se inclinaría más al lado de Román?
Sí, definitivamente, porque ya sabe a quién se va a enfrentar. Román es un hombre que aprende de los grandes desafíos, él va mejorando de una pelea a otra. Estoy seguro que adecuará su estilo a las 115 libras. Creo que la muerte de su entrenador es la incógnita que tengo: ¿Hasta dónde le puede afectar?

¿Se está jugando el puesto del número uno Román en la pelea del 18 de marzo?
Empieza a jugárselo por una razón sencilla. Esto estará en dependencia de lo que haga Gennady Golovkin. “GGG” tendrá rivales que lo harán lucir mejor que los que tendrá Román este año. Si Golovkin le gana Daniel Jacobs y luego vence a Saúl Álvarez o Julio César Chávez, creo que tendrá más posibilidades de terminar como el mejor al finalizar el año. Román se juega el número uno.

¿Qué ha hecho diferente el “Chocolatito”, siendo un peso pequeño, para merecer estar en la cima del boxeo?
Es más una consecuencia del momento, las causalidades lo ayudaron. En el momento que abandona Floyd Mayweather, no hay nadie de los campeones pesos grandes que esté dominando, entonces, el único era Román, nadie le discutía su supremacía, el voto era obvio para él.

Entre Román y Alexis, ¿quién es mejor?
Hay que esperar que Román se retire. Cuando eso pase, puedes poner en la misma línea a las dos carreras y allí empezar a valorar. Es imposible repetir lo de Alexis, fue único, se coronó en una época difícil, con mil sacrificios, tuvo la inteligencia y el buen asesoramiento para que saliera adelante.
La carrera de Alexis fue una construcción, la de Román nace por sus cualidades. Son carreras diferentes, igual de valiosas, pero difíciles de comparar. Creo que será imposible que el “Chocolatito” emule lo que hizo Argüello, por la época en que nació Alexis. Puede considerar el mejor peso pequeño de la historia.
Haxel Rubén Murillo


Noticias Relacionadas