Los Dantos han tenido un inicio tímido en el Pomares. / Archivo
Los Dantos han tenido un inicio tímido en el Pomares. / Archivo

Beísbol, Deportes por Harold Briceño,

Que Zelaya Central le ganaría un juego a los Indios del Bóer y que estaría tan cerca de empatarle la serie era considerado tan improbable como que los Cañoneros de Madriz evitarían la barrida ante los Dantos. Sin embargo, en el primer fin de semana del Campeonato de Béisbol Superior Germán Pomares Ordóñez, ambas cosas sucedieron. Ninguno de los dos equipos de la capital y finalistas de la pasada edición pudieron ganar sus series por barridas, al contrario, sufrieron al máximo para conseguir algunas de sus victorias.

Ayer, en el primer juego de la doble jornada dominical, los Indios derrotaron por la vía del nocaut y con un marcador de 10-0 a Zelaya Central, equipo que un día antes le había ganado de forma sorpresiva. La victoria fue para Juan Serrano, quien arribó a cincuenta triunfos, y la derrota para Chad Patterson.

A segunda hora, sufriendo al extremo, los Indios consiguieron la victoria 4-3. Al cierre del séptimo inning el juego estaba empatado 3-3, pero los capitalinos reaccionaron justo a tiempo y lograron el triunfo. El chavalo Roberto Artola se apuntó la victoria y Jerling Delgadillo la derrota.

Dantos asustados

Los actuales monarcas del Germán Pomares, los Dantos, se impusieron 11-4 a los Cañoneros de Madriz en el primer duelo, destacándose a la ofensiva Ofilio Castro y Rafael Estrada con un cuadrangular cada uno. La victoria fue para Hilario Urbina y la derrota para Alexis Hernández. Todo indicaba que “la maquinaria roja” ganaría la serie por barrida, pero los Cañoneros hicieron valer su nombre y se impusieron 6-3, con victoria para Rudis Cárcamo. Los Dantos no contaron ayer con el empuje de Juan Oviedo, pelotero que estaba de luto por el fallecimiento de su hijo Franklin Oviedo.

En Siuna, la Costa Caribe derrotó 10-2 a los Productores de Boaco, aprovechando el buen picheo de Shendell Benard y el primer cuadrangular de Dwain Fox. Por los boaqueños, el derrotado fue Claudio Jarquín. En el segundo encuentro los caribeños confirmaron su dominio y triunfaron 5-0, ganando la serie por barrida. Kevin Pravia se apuntó la victoria y Néstor Gómez la derrota.

Por su parte, Nueva Segovia derrotó a primera hora 4-0 a los Toros de Chontales, con el triunfo para José Luis Sáenz y el fracaso para Carlos Morla. En el segundo duelo, los segovianos empataron la serie a dos triunfos por bando al vencer a los Toros 6-2. Ganó Everth Huete y perdió Jorge Robleto.

Talavera llega a los 1.000

A la jornada dominical, el veterano Eddy Talavera llegó con la esperanza de conectar los dos imparables que le faltaban para llegar a un total de 1.000 cañonazos. En el primer juego, en el que  Rivas doblegó 7-1 a Granada, Talavera no pudo ligar ni un solo incogible, manteniéndose en 998. En este partido, el pícher ganador fue Marlon Altamirano y el perdedor Juan Pablo López. En el segundo encuentro, la victoria por 12-2 de Rivas sobre Granada pasó a segundo plano, pues Talavera bateó de 4-2, conectando los dos imparables que necesitaba para unirse al selecto club de los peloteros que han conectado 1.000 incogibles.

Por otro lado, aprovechando par de cuadrangulares del veterano Justo Rivas, Masaya doblegó 6-2 a Jinotega en el primer duelo entre ambos equipos. Ganó Luis Calero y perdió Kevin Reyes. En el segundo encuentro, en lo que fue una guerra de batazos, el San Fernando logró imponerse 18-11, logrando el empate de la serie. Ganó Carlos Alemán y perdió Juan Carlos López. Justo Rivas conectó un jonrón y llegó a 3 en el arranque del Pomares.


Noticias Relacionadas

Hasta el quinto episodio en el estadio Efraín Tijerino Mazariego, el Bóer le estaba dando batalla los Tigres de Chinandega en el primer juego de las...

por Harold Briceño