Los Dantos defenderán el campeonato logrado la campaña pasada ante el Bóer. /Archivo
Los Dantos defenderán el campeonato logrado la campaña pasada ante el Bóer. /Archivo

Beísbol, Deportes por Harold Briceño Tórrez,

Se acabó la espera. Cuatro meses después de la brillante demostración de furia con la que los Dantos derrotaron en la final a los Indios del Bóer, la algarabía del Campeonato de Béisbol Superior Germán Pomares Ordóñez vuelve a estremecer todos los rincones del país. La mayor fiesta beisbolera de esta tierra de lagos y volcanes arranca hoy con 18 equipos empujados por la ambición de convertirse en monarcas de la novena edición del campeonato.

Se terminaron los fines de semana sin beisbol, desde hoy, los televisores y los radios serán el centro de atención y los estadios deberían convertirse en los espacios favoritos para la recreación familiar, pues desde el norte y hasta el sur, desde el oeste y hasta el oeste,  Nicaragua entera respirará béisbol

Ante semejante contexto y con el mayor evento deportivo del país arrancando hoy es inevitable que no se abra el cofre de las consideraciones, sobre todo tratándose de un campeonato de béisbol, deporte tan cargado de imprevistos y tan propenso a las sorpresas y los quiebres de pronósticos. Pese a esos riesgos, aquí un enfoque de las primeras series.

Dantos vs. Madriz

Existe gran expectativa por esta serie, no tanto por el nivel de competitividad que pueda verse, pues desde lejos salta a la vista el amplio favoritismo de los Dantos hasta para imponerse por barrida, sino por cómo puede mostrarse esa “maquinaria roja” que el año pasado fue capaz de quedarse con el título y que para esta campaña se ha configurado de tal manera que no puede ponerse en duda su nivel de peligrosidad. Con la misma base ofensiva del 2016, comandada por Ofilio Castro, Juan Oviedo, Ronald Garth  y

Darrel Walter, y con una rotación que impone respeto, liderada por Jorge Bucardo, Jason Laguna y el muchacho Carlos Berríos, los Dantos son el equipo a vencer y no está entre los cálculos que Madriz sea el primero en hacerlo este año.

Masaya vs. Jinotega

Será un duelo de estrategas. Omar Cisneros, mánager de Jinotega, contra Ramiro Toruño, timonel de Masaya. Ambos con harta experiencia dirigiendo equipos, protagonizarán un atractivo choque de argumentos. Por el plantel con el que cuenta, la balanza se inclina, no de forma absoluta, a favor de Toruño, cuyo equipo dispone de una tripleta ofensiva que mete mucho miedo: Yáder Hodgson, Justo Rivas y Renato Morales, el líder de los bateadores el año pasado con promedio de .417. En Jinotega tienen puestas sus esperanzas en artilleros como Juan Blandón, Harvy Gutiérrez, Jabier Herrera y en la dirección de Cisneros, mánager siempre optimista.

León vs. Masaya

Sin lugar a dudas será una serie de gran competitividad, pues ambos equipos cuentan con los argumentos necesarios para justificar una victoria. Jorge Herrera, timonel de los naranjeros, confía mucho en el talento joven de su equipo, en el que aparecen figuras que al año pasado alcanzaron gran notoriedad, como César Díaz y Ronald Rivera. Claro, también será valioso el aporte de Mesac Laguna, Jem Argeñal y Jesús Garrido.

Por su parte, el equipo de León, que no contará con dos piezas fundamentales como Elmer Reyes y Esteban Ramírez, tiene un plantel que bien podría forjar la hazaña de conseguir el campeonato. Comandados por el veterano Sandor Guido, artilleros de la talla de Norlando Valle, Arnol Rizo y Enmanuel Meza serán fundamentales en el juego de la novena felina. Imposible obviar esa intimidante lista de lanzadores en la que aparecen Fidencio Flores, Wilber Bucardo, Uber Paz y Joaquín Acuña.

N. Segovia vs. Chontales

Los Toros saltan como favoritos para ganar su primera serie, pese a que no contarán con la presencia de Jimmy González. Ante un Nueva Segovia que cuenta entre sus lanzadores al experimentado José Luis Sáenz pero que no tiene mucho que ofrecer, los Toros deben lucir sumamente superiores. Para ello será clave el picheo y Chontales tiene mucho que ofertar en ese rubro, pues cuenta con lanzadores como José Elías Villega, José David Rugama y Erasmo Reyes.

Costa Caribe vs. Boaco

“Somos un equipo compacto, tenemos buen picheo, una defensiva responsable y un bateo confiable”, dijo Ernesto López al ser consultado sobre su equipo, que de arranque tendrá la dura misión de enfrentar a la Costa Caribe, uno de los equipos más protagonistas del campeonato. Pese a la afirmación de López, pocos son los que podrían poner en duda que el conjunto costeño ganará la serie, incluso por barrida. Con bateadores respetados como Dwight Britton, Darrel Campbell, Mark Joseph y Debrie

Benneth, más una línea de lanzadores como Junior Téllez, Ernesto Glasgon y Óscar Chow, el equipo caribeño vuelve a situarse entre los favoritos para llegar a la final y conseguir el título.

Rivas vs. Granada

Es de las batallas más parejas de entre las primeras series. Ambos lograron formar equipos que pueden llegar lejos aprovechando la combinación de veteranía y juventud. Esta serie, además de ser una de las más difíciles de encontrar un claro favorito, será atractiva por el reto que encarará el veterano Eddy Talavera, quien está a cuatro imparables de arribar a los mil y podría lograr la hazaña en este arranque del Pomares.

Estelí vs. Río San Juan

Ante un equipo de Río San Juan que carece de figuras y que desde siempre ha estado en el sótano de la clasificación, la novena esteliana deberá presumir de un picheo solvente y de un bateo agresivo. La presencia de lanzadores como José Esteban Pérez y Elvin García y de bateadores como Moisés Flores y Bismarck Guadamuz hace de Estelí candidato a quedarse con esta serie.

Carazo vs. Matagalpa

Los Indígenas deben ganar la serie, aunque no la tendrán tan fácil ante el equipo que dirige Aníbal Vega y que cuenta con la experiencia de dos veteranos de la talla de Diego Sandino, que será el cuarto abridor, y de Freddy Corea, que es el tercero en la rotación.

Para la tropa de Raúl Marval esta será una prueba que les permitirá observar los aspectos que lograron trabajarse bien durante la preparación y los que aún necesitan mejorarse. La serie es un verdadero reto para Carazo, que pretende impactar desde el arranque, comandado por el bateo del incidente Jilton Calderón.

Bóer vs. Zelaya Central

Tratándose de los Indios del Bóer, equipo que fue confeccionado para repetir como finalista, y de Zelaya Central, conjunto alrededor del cual solo giran presagios de fatalidad, esta se trata de una serie carente de competitividad. La tropa de Ronald Tiffer debe imponerse en los cuatro juegos y no solo debe ganarlos, sino que debe triunfar de forma contundente, incluso ganando partidos por la vía del nocaut.


Noticias Relacionadas

Los Toros rescataron un triunfo que les sirvió para evitar la barrida, gracias al gran trabajo de  Valentín Romero, quien en su primer partido como...

por Carlos Benavides