Fotografía de archivo del 1 de mayo de 2016 del entrenador italiano de fútbol Claudio Ranieri durante un partido entre Leicester y Manchester United en Manchester. El Leicester City ha anunciado por sorpresa hoy, 23 de febrero de 2017, la destitución del italiano Claudio Ranieri nueve meses después de guiar al modesto conjunto inglés a la conquista del título de la Premier League. EFE/
Fotografía de archivo del 1 de mayo de 2016 del entrenador italiano de fútbol Claudio Ranieri durante un partido entre Leicester y Manchester United en Manchester. El Leicester City ha anunciado por sorpresa hoy, 23 de febrero de 2017, la destitución del italiano Claudio Ranieri nueve meses después de guiar al modesto conjunto inglés a la conquista del título de la Premier League. EFE/

Deportes, Futbol por AFP,

El italiano Claudio Ranieri fue cesado este jueves como técnico del Leicester tan solo nueve meses después de llevar al club de fútbol inglés, hasta entonces irrelevante, a conquistar la liga con un dominio abrumador.

“Los resultados domésticos en la presenta campaña han colocado al equipo en peligro en la Premier League y la directiva siente que un cambio de liderazgo, admitiendo que es doloroso, se hace necesario en el interés del club”, anunció el Leicester City.

Esta temporada, los ‘Foxes’ están solo un punto por encima de la zona de descenso y la mínima derrota en campo del Sevilla (2-1), el miércoles en la ida de octavos de la Champions, a priori un resultado esperanzador, no fue suficiente para que el club mantuviera a su entrenador.

Pero la noticia, que no estuvo precedida de ningún rumor, causó sorpresa en el fútbol inglés, que presume de la paciencia necesaria para mantener en el cargo a un entrenador durante más de 20 años, aunque a veces los resultados no acompañen, como es el caso de Arsene Wenger

El último precedente de una decisión así lo protagonizó el portugués José Mourinho, despedido del Chelsea en diciembre de 2015, medio año después de conquistar la liga.

Los asistentes Craig Shakespeare y Mike Stowell tomarán provisionalmente las riendas del equipo que el lunes se medirá al Liverpool.

Entre los posibles sucesores se barajan los nombres del italiano Roberto Mancini (Lazio, Manchester City), el holandés Frank De Boer (Ajax) y Roy Hogdson, el anterior entrenador de Inglaterra.

– Lineker: “Inexplicable” –

“Después de todo lo que Claudio Ranieri ha hecho por el Leicester City, despedirlo ahora es inexplicable, imperdonable y revuelve las tripas”, reaccionó Gary Lineker, que empezó su carrera profesional en el club de la pequeña ciudad inglesa.

“Lo que ha ocurrido no es una sorpresa. Pero, ¿es justo, es correcto? Es muy discutible”, dijo a Sky Sports otro exjugador de los Foxes (1994-2004), el defensa norirlandés Gerry Taggart.

El diario The Guardian, habló “del día en que uno entrenadores más populares de la era moderna descubrió de manera cruda lo brutal que es el negocio”.

Nombrado por la FIFA como mejor entrenador de la temporada 2016, Ranieri, de 65 años, reconoció en más de una ocasión que si bien no esperaba repetir lo de la anterior campaña, tampoco entendía los nefastos resultados de ésta.

Un pensamiento al que se sumó, en el comunicado, el vicepresidente del club, Aiyawatt Srivaddhanaprabha: “Nuestro objetivo para esta temporada era simplemente la permanencia. Pero dicho objetivo empezaba a peligrar y buscamos una reacción para los 13 partidos que quedan”.

“Ésta ha sido la decisión más difícil que hemos tenido que tomar en los últimos siete años, pero tenemos que poner los intereses del club por encima de cualquier sentimiento personal”, añadió el mandatario.

Pese a la mala trayectoria en la Premier y la eliminación hace unos días de la FA Cup a manos de un tercera división, el Milwall, que además jugó con 10 hombres casi toda la segunda parte, el equipo estaba cuajando buenas actuaciones en la Champions, no en vano se clasificó como primero de grupo.

– El triunfo de la amabilidad –

Cuando llegó al Leicester en julio de 2015, el entrenador de 65 años se encontró con un grupo de jugadores desconocidos, que se habían salvado del descenso en el último partido, como Jamie Vardy, Riyad Mahrez y N’Golo Kanté, y los hizo un grupo campeón.

El título coronó la carrera de jugador y entrenador de este hombre nacido en Roma el 20 de octubre de 1951, que se forjó como jugador en equipos modestos italianos -jugaba de lateral izquierdo- y que como entrenador fue casi siempre un recurso desesperado.

En 1986 empezó a entrenar, y desde entonces ha pasado por 15 equipos en los que generalmente completaba un par de temporadas: Lametini, Puteolana, Cagliari, Nápoles, Fiorentina, Valencia (en dos ocasiones), Atlético de Madrid, Chelsea, Parma, Juventus, Roma, Inter de Milán, Mónaco, la selección de Grecia y el Leicester.

En su palmarés destaca haber ganado la copa en tres países, en Italia, España e Inglaterra.


Noticias Relacionadas

Un gol del francés Antoine Griezmann, ejecutor de un penalti fuera del área que él mismo protagonizó, dio una ventaja mínima al Atlético de Madr...

por EFE