Kevin Gadea posó con el uniforme oficial de los Rays de Tampa. /AFP
Kevin Gadea posó con el uniforme oficial de los Rays de Tampa. /AFP

Beísbol, Deportes por Haxel Rubén Murillo,

Hasta el momento todo es sonrisa y felicidad para Kevin Gadea. En sus primeros días en el Spring Training con los Rays de Tampa Bay, el prospecto nacido en Estelí ha recibido solamente halagos, mismos que se está ganando por su carácter, personalidad y madurez, a pesar de tener 22 años, y por los destellos mostrados como lanzador en una organización caracterizada por brindarles  oportunidades a muchos jóvenes.

La semana pasada Kevin Cash, mánager de los Rays, elogió las cualidades de Gadea, exaltando, sobre todo, su control sobre la zona de strikes. Este fin de semana, Chaim Bloom, vicepresidente de operaciones del equipo, también exaltó las virtudes del pistolero derecho, quien fue adquirido por Tampa Bay a través de la regla 5.

“Creo que las dos cosas que buscas en un lanzador son: Qué crees que tiene para crecer a largo plazo y si crees que tiene la oportunidad de seguir y ayudar a nuestro club”, dijo Bloom a Tampa Bay Times, quien ve a Gadea como un potencial abridor en el equipo. “Realmente —Gadea— nos gusta como un prospecto, creemos que es un buen elemento para lanzador abridor, y el hecho de que tiene un buen repertorio, como un buen cambio de velocidad, y además tira muchos strikes, sentimos que tiene la oportunidad de seguir aquí y ayudar a nuestro equipo a ganar”, agregó.

No está presionado

Seguramente estas declaraciones de Bloom cayeron como un bálsamo de motivación en Gadea, quien en sus redes sociales ha estado compartiendo su día a día con el equipo. “Creo que muchos ojos están en mí ahora debido a la regla 5. Muchas cosas están en juego ahora, muchas opciones, muchas cosas en que pensar”, explicó Gadea. “Lo sé, pero no estoy tratando de impresionar a nadie, solo estoy tratando de hacer lo que sé, y tratando de hacer todo lo posible para ayudar al equipo y ser parte de los 25 hombres al comienzo de la temporada”, sostuvo el serpentinero.

Durante su estadía de cuatro temporadas en Ligas Menores, Gadea tuvo participación en 45 partidos en Clase A, adjudicándose 16 victorias y sufrió siete derrotas con una efectividad de 2.64, al permitir 66 carreras en 225.1 innings. Posteriormente se fue al béisbol venezolano a finales del 2016, donde terminó con récord de 2-2 y efectividad de 2.10, manteniéndose por buen tiempo como el líder en ese departamento.

Esa demostración en Venezuela provocó que varios scouts pusieran sus ojos sobre él, pero fue Tampa Bay el que finalmente decidió darle una oportunidad al espigado pelotero, dueño de un control formidable y un repertorio de lanzamientos variados.


Noticias Relacionadas

A la altura del  quinto episodio, los nervios se hicieron sentir en la lomita de los suspiros, el espigado Kevin Gadea ejecutaba sus lanzamientos de ...

por Carlos Benavidez