/Archivo
/Archivo

Boxeo, Deportes por Haxel Rubén Murillo,

El “Gallito” está en Michigan, disfrutando de unas largas y merecidas vacaciones. Byron Rojas no está desesperado por volver a Nicaragua, explica que en Estados Unidos tiene todas las condiciones para entrenar y que no tiene sentido regresar al país sin una fecha establecida para su regreso al cuadrilátero.

Hace un par de semanas, el promotor de Rojas, Marcelo Sánchez, dijo en conferencia de prensa que su pupilo tenía una pelea programada para marzo por el título plata 105 libras del Consejo Mundial de Boxeo (CMB).

Sin embargo, el excampeón mundial matagalpino asegura que a él no se le ha dicho nada concreto. “No sé cuándo voy a regresar, mientras no tenga fecha de combate estaré más tiempo en Estados Unidos. Te voy a decir algo, decidí quedarme más días porque quiero aprovechar el tiempo de compartir con mi familia, después no los voy a ver”, comentó.

En 115 libras

“Si don Marcelo me llama y me dice que tengo una pelea garantizada con fecha y lugar confirmado, me regreso inmediatamente a Nicaragua. Aquí en Michigan estoy entrenando, no me he descuidado, corro por la mañana y voy al gimnasio en la tarde. Mi peso está muy bien, ando en 115 libras”, agrega el matagalpino, quien espera este año otra oportunidad de título mundial.

Actualmente Byron ocupa el segundo puesto en el ránking de la AMB, aunque su ubicación es muy buena, el matagalpino siente que en ese organismo es muy difícil que le den una nueva oportunidad. “No creo, porque ya hicimos una solicitud y no dan respuesta para una eliminatoria con el retador mandatorio”, explica.

Rojas fue campeón mínimo de la AMB después de sorprender al mundo con su triunfo sobre el sudafricano Hekkie Budler el año pasado. El reinado del matagalpino duró poco, perdió la corona contra el tailandés

Thammanoon Niyomtrong, conocido popularmente como CP Freshmart, quien todavía se mantiene como monarca sin ser obligado a pelear con el retador mandatorio, el filipino Rey Loreto.

La última vez que Rojas subió al ring fue el 27 de agosto, fecha en que derrotó a Omar Ortiz en una presentación que dejó ciertas dudas, puesto que en los pronósticos se preveía que el matagalpino danzara en la cuerda del triunfo por nocaut, sin embargo, tuvo que esforzarse más de la cuenta, ganando por decisión unánime. El próximo 27 de enero cumplirá cinco meses sin pelear y si su combate es en marzo, llegará a ese compromiso con seis meses de inactividad, lo cual no es conveniente.


Noticias Relacionadas