Juan Carlos Ramírez. /Archivo
Juan Carlos Ramírez. /Archivo

Beísbol, Deportes por Harold Briceño Tórrez,

El lanzador pinolero viajará el próximo mes a Los Ángeles, para reportarse a los entrenamientos primaverales con el equipo angelino, que esta campaña le asignó prepararse como abridor, cargo que espera desempeñar con solvencia.

Juan Carlos Ramírez, lanzador de perfil intimidante, llegó ayer al Estadio Nacional Denis Martínez para continuar con su preparación de cara al Spring Training, en el que luchará por el puesto de quinto abridor de la rotación de los Angelinos de Los Ángeles. Su humeante velocidad impresionó como siempre y la forma en la que soltó el brazo dejó la certeza de que el muchacho está preparándose con empeño para establecerse como figura de su equipo. Él sabe que el reto es complicado, pero está consciente de que su experiencia será factor clave para adueñarse del puesto que disputa con otros jóvenes lanzadores. A menos de un mes para que se reporte al campamento de los Angelinos, Ramírez dice estar listo para enfrentar esta nueva prueba.

El 15 de febrero debés reportarte al Spring Training, ¿estás preparado para asumir el reto de pelear por el puesto de abridor?

Desde que me dieron la noticia de que iban a probarme como abridor, no he dejado de prepararme pensando en que la lucha por ese quinto puesto en la rotación será difícil. He sido disciplinado y constante con mis entrenamientos, por lo que puedo decir que sí estoy listo para dar lo mejor de mí.

¿Cuáles son los aspectos en los que has enfocado tu preparación?

He trabajado mucho en mi condición física, principalmente en tener más resistencia, aumentar mi velocidad e incrementar la fortaleza de mis piernas, todo esto pensando en que ahora podría trabajar como abridor.

En cuanto a tu repertorio de lanzamientos, ¿qué es lo nuevo?

Incorporé la curva y he trabajado fuerte en mi sinker. Me he enfocado mucho en perfeccionar la curva, pues creo que es un lanzamiento que puede ayudarme en gran manera a dominar a los bateadores.

¿Cómo está tu brazo?

Está saludable. Hoy (ayer) tuve una sesión de bullpen y me sentí muy bien. Estoy en un punto en el que ya puedo enfrentar a bateadores. No digo que estoy lanzando como lo hago de costumbre, pero sí siento que mi brazo está bien. Con mucha certeza puedo decir que estoy en un 75% listo para lanzar, por eso no paro de entrenar. El de hoy (ayer) fue mi quinto bullpen y el jueves pienso tener uno con bateadores, si el equipo del Bóer me lo permite.

Sobre el tema de la velocidad, ¿a cuánto están viajando tus lanzamientos?

Por el momento no estoy enfocado en la velocidad de mis envíos, ahora estoy preocupado en sentirme fuerte, en cuidar que mi espalda y mi hombro estén bien.

Y la localización, ¿has trabajado ese aspecto?

Ese ha sido uno de mis principales enfoques durante la preparación. Gracias a Dios siento que mis lanzamientos ahora son más obedientes, caen donde quiero que caigan.

Según los candidatos a ese quinto puesto en la rotación de los Ángeles, ¿cómo ves tus posibilidades de quedarte como abridor?

Trato de no enfocarme en los demás candidatos, sino en estar listo para hacer un buen trabajo y convencer al equipo de que soy una buena opción. Es clave el hecho de que todos los que estamos compitiendo somos jóvenes, tenemos el mismo nivel y creo que puedo proyectarme más que ellos por el tiempo que tengo en Grandes Ligas. Ellos tienen pocos meses, por lo que creo que la experiencia será mi ventaja. Sin embargo, me estoy preparando como si fuera a pelearle a Roy Halladay el puesto de abridor.

¿Te has sentido cómodo como relevista?

Los últimos cuatro años los he trabajado como relevista y sí me he sentido cómodo en ese rol, aunque al principio me costó esa transición de abridor a relevista. Eso sí, es emocionante entrar a un partido en una situación de bases llenas en el octavo o noveno inning. Me gustaba saber que podía sacar de dificultades al equipo.

¿Cuál es tu valoración sobre el resurgimiento de Everth Cabrera y la nueva oportunidad que ha recibido?

Me siento muy contento por Cabrera, él es un gran amigo mío y este nuevo chance que ha recibido me causa mucha alegría. Everth volvió a ser el Everth que yo conocí, un hombre trabajador y esforzado. Creo que ahora que han vuelto a creer en él, no va a desaprovechar tal oportunidad.

¿Qué te ha parecido la noticia de Kevin Gadea, ahora miembro de los Rays de Tampa Bay?

Es emocionante saber que otro nicaragüense llegue a la cima del béisbol, es un orgullo que Nicaragua cuente con otro embajador en las Grandes Ligas. Él es un muchacho centrado, un chavalo que reúne las características para quedarse en el Big Show.

Creo que tiene un buen chance en Tampa, principalmente estando al lado de Erasmo Ramírez, un lanzador de mucha experiencia en las Mayores.


Noticias Relacionadas

El Everth Cabrera, que se ubicó en el cuarto puesto de los mejores bateadores en la temporada regular de la Liga Mexicana de Beisbol (LMB) con un pro...

por Harold Briceño Tórrez

Leonardo Crawford subió al montículo la noche del martes empeñado en guiar hacia la victoria a los Quakes de Rancho Cucamonga ante los Rawhide de V...

por Helmut Canales