Los chinandeganos clasificaron a la final superando en la tabla de posiciones a Rivas. /Archivo
Los chinandeganos clasificaron a la final superando en la tabla de posiciones a Rivas. /Archivo

Beísbol, Deportes por Harold Briceño Tórrez,

A la primera batalla por el título de la Liga Profesional, los Gigantes de Rivas y los Tigres de Chinandega llegan armados hasta los dientes, sobre todo luego de haberse reforzado cada uno con dos de los principales artilleros que militaron con los Indios del Bóer.

Los de Chinandega escogieron al campocorto Everth Cabrera como primera opción y al relevista Jorge Bucardo como segunda. Por su parte, los de Rivas seleccionaron en la primera ronda al experimentado lanzador Fidencio Flores y en la segunda al cañonero Ofilio Castro.

El nandaimeño Cabrera reforzó a los chinandeganos. Ofilio Castro jugará con el equipo sureño

Desde que el conjunto del Bóer fue eliminado, se manifestó que el “pez gordo” de la ronda de escogencia sería el nandaimeño Cabrera, y los Tigres, conscientes del aporte ofensivo que representa tener a este exjugador de Grandes Ligas, no dudaron en atraparlo en la primera oportunidad. Everth, que estará en el spring training con las Medias Blancas de Chicago y que lució brillante en los últimos episodios del cuarto juego de la semifinal, será para los Tigres una garantía en las paradas cortas, una suma de velocidad sobre las bases y podría convertirse en un bateador incidente en la parte alta de la alineación. A esto añádanle la importancia que tendrá como figura capaz de atraer fanáticos.

La novena felina terminó de reforzarse con Jorge Bucardo, relevista que en la recién terminada semifinal participó en dos encuentros, lanzando dos episodios completos en los que no permitió carreras. En la ronda regular, Bucardo tuvo balance de 2-2 con un juego salvado y efectividad de 3,30.

Fidencio y Ofilio

Los Gigantes, cuyo picheo fue capaz de hundir en la inutilidad a la ofensiva de los Indios, escogieron en la primera ronda a Fidencio Flores, uno de los lanzadores del Bóer que mostró mayor consistencia. Flores, que en la campaña regular construyó un récord de 3-2 y una efectividad de 4,13,  realizó una brillante labor de 8,0 innings sin permitir carreras limpias en la serie semifinal, lo que lo convierte en un acierto como escogencia. Con la rotación de los Gigantes prácticamente definida con José Rosario, Robinson

López, Gustavo Martínez con el posible añadido de Carlos Teller, Fidencio podría funcionar como relevista medio, manteniendo como el responsable de los cierres de juego al efectivo Jonathan Aristill.

Por otro lado, la incorporación de Ofilio Castro representa para los Gigantes un mayor empuje en su ofensiva y la seguridad de contar con un artillero de mucha experiencia que responde en momentos clave. A la defensiva, Castro jugaría la tercera base y Elmer

Reyes pasaría a defender las paradas cortas, completando el infield de los Gigantes el intermedista Anderson Feliz y el inicialista Donell Linares.

De esta forma, apostando por refuerzos nacionales, ambos equipos llegarán a la batalla de hoy, la primera de las posibles siete, armados hasta los dientes.


Noticias Relacionadas

El destacado pelotero Edgar Montiel, actual artillero de los Tigres de Chinandega en la Liga Profesional y pieza fundamental de los Indios del Bóer e...

por Harold Briceño Tórrez

En un juego de polémico desarrollo, los Tigres de Chinandega anotaron cinco veces en el primer episodio, y eso les bastó para vencer 5-1 a unos Indi...

por Harold Briceño Torrez

Desde la coronación de los Tigres de Chinandega en la Serie Latinoamericana en enero, hasta la revalidación de la medalla de oro en los Juegos Depor...

por Harold Briceño Tórrez