Previous Next

Beísbol, Deportes por Erick Martínez,

Por un momento Granada se sintió campeón, el equipo tenía en sus manos la posibilidad de festejar, pero les faltó inteligencia en el cierre del encuentro. Rivas a espera de una oportunidad, la tuvo y no la desaprovechó imponiéndose 7-4 en diez entradas (Extrainnings), convirtiéndose en el monarca del Campeonato Nacional del Beisbol Juvenil AAA (17-18 años), torneo que finalizó este viernes en el estadio Jackie Robinson del Instituto Nicaragüense de Deportes (IND).

Granada tomó la delantera 1-0 en el primer episodio, ensanchando el marcador 3-1 en el cierre de la segunda entrada (Rivas anotó una en la parte alta), metiendo presión los sureños en solo el arranque de juego. Pero Rivas poco a poco fue sumando y sigilosamente empató las acciones a tres carreras. Los campeones anotaron una en el cuarto y otra en el cuarto para el 3-3 transitorio, porque en el quinto los sultanecos retomaron la ventaja 4-3.

Fue hasta en el octavo episodio que Rivas niveló la pizarra. Fue triste la manera en que Granada falló en los momentos cumbres, por ejemplo en la parte baja del noveno, con el marcador 4-4 los sultanecos colocaron corredor en la inicial; el toque de sacrificio era la jugada idónea para hacer avanzar al corredor, pero mandaron a batear libre a Alberto Cortez y falló en rola para doble play.

Viendo la gran oportunidad que habían desaprovechado los granadinos en el cierre del noveno, dejando escapar la oportunidad de coronarse, Rivas si aprovechó a su ofensiva. Tras poner a sus dos primeros bateadores en circulación sobre las bases, vinieron toques sorpresivos remolcadores de carreras de Fidel Estrella y Luis Villarreal, que desestabilizaron por completo a la defensiva granadina, rompiendo el empate de cuatro carreras, e inmediatamente anotaron la séptima carrera dejando la pizarra final 7-4.

Al caer el out 30, los rivenses se dieron un abrazo efusivo por haber conquistado el quinto cetro en esta categoría, el primero desde 1998 y sobre todo porque antes de iniciar la contienda nacional habían prometido ganarlo en honor a Fernando Quintanilla, quien falleció en un accidente de moto meses atrás y quién sería uno de los integrantes de esta novena.

“Estoy alegre con la fanaticada y mis compañeros que jugaron bien en todo el desafío. Los jugadores rivales se pusieron nerviosos en ese inning y nuestro mánager, Ramón Padilla, nos apoyó mucho para mantener el ánimo. El título se lo dedicamos a Quintanilla”, expresó Kevin Solís, jugador de Rivas.

Inútil esfuerzo

En el desafío por el tercer lugar, el equipo de Managua A batalló durante 16 entradas para vencer 4-3  a Carazo, pero los caraceños protestaron el duelo porque el pítcher relevista Heberto Pérez estaba inhabilitado para lanzar, tras haber tirado en los dos juegos anteriores y acumular un total de 28 lanzamientos.

La violación al reglamento por parte del conjunto capitalino le permitió a los caraceños imponerse en el escritorio para adjudicarse el tercer lugar de la competencia y quedó en evidencia que la dirigencia de Managua A se equivocó y no dominaba el reglamento.

Al culminar el partido, Nemesio Porras, presidente de la Federación Nicaragüense de Beisbol Asociada (Feniba) y personalidades de este deporte entregaron reconocimientos a los diferentes peloteros como títulos individuales y también mencionaron el All Star del Campeonato. Erick Martínez


Noticias Relacionadas

Los Dantos, equipo de brillante ofensiva, y León, conjunto de picheo sobresaliente, serán los protagonistas de la serie más llamativa de la jornada...

por Harold Briceño